El merengue de Andrés L. Mateo

Eusebio Rivera Almodóvar

No he tenido el privilegio de conocer personalmente a don Andrés L. Mateo; le conozco a través de sus escritos en el HOY y algunas presentaciones en la televisión y me parece honesto.
El jueves 22 de junio en curso, respondiendo a los críticos del documento firmado por unos 80 ciudadanos, que sugería la renuncia del presidente Medina como salida a la crisis política generada por el escándalo Odebrecht, don Andrés publicó un artículo titulado “Bailando con Trujillo” con gigantescas acusaciones directas, sin rodeos, al presidente Medina, por las cuales, cualquier mandatario que se respete, estaría sometiendo a los tribunales al acusador. Pero en nuestro país “no hacerle caso” es una técnica doblemente efectiva: Por un lado, porque delitos tan grandes cometidos por un solo delincuente “¿quién se lo va a creer?” y por el otro, se fortalece el sofisma de la mentada “libertad de expresión” que lucirá como defendida por el presidente acusado.
En su artículo, aparte de ratificar su firma en el documento, luego de afirmar categóricamente que Danilo Medina lo ha violado todo, Don Andrés pregunta en forma tajante: ¿Quién violentó la constitución e impuso la reelección, prostituyó las instituciones públicas para continuar en el poder, impuso en su partido el trueque de candidaturas acorralando a Leonel Fernández, compró senadores y diputados, usó los fondos públicos abusivamente generando un déficit de más de 205 mil millones de pesos, controla la justicia, la cámara de cuentas, el DNI, paga a Odebrecht más de 13 mil millones siendo una compañía mafiosa etcétera etcétera? Es como si entonara un merengue que, si estuviera vivo, hasta Juan Pablo Duarte lo bailaría.


COMENTARIOS