El mérito del Loyola está en éxito de sus egresados

P8

En su 64 aniversario, el éxito alcanzado por el Instituto Politécnico Loyola (IPL) está representado por sus egresados, quienes ocupan posiciones diversas en las principales industrias del país, en tanto que muchos son propietarios de sus empresas y otros han alcanzado altas posiciones públicas, entre ellas la presidencia de la República, ministerios, direcciones generales y administración de entidades estatales, así como legislativas.
Lograr graduarse con honores es una proeza que llena de orgullo y satisfacción a egresados y familiares. De acuerdo con estudiantes de la academia, en ocasiones se ven obligados “a amanecer en una silla” para poder concluir prácticas asignadas.
No obstante, agradecen la formación recibida, según expresaron a La Esquina Joven de HOY los meritorios Diógenes Pérez Batista, de Electrónica Digital; Darian Rodríguez Vásquez, también de Electrónica Digital, y José Ramón Almonte Reyes, de Electrónica en Comunicaciones.
Aseguran que gracias a esa sólida formación hoy se enfrentan a nuevos retos con la seguridad de que alcanzarán las metas fijadas.

En el Centro se conjuga la función evangelizadora y la promoción humana del Proyecto Pedagógico Ignaciano (PPI) con la educación técnica y profesional.

Formación integral. El sacerdote José (Chepe) Núñez, rector del IPL, explicó que la visión es ser una comunidad educativa ágil, creativa e innovadora para la gestión de conocimientos y prácticas apropiadas a la realidad social, fundamentada en la espiritualidad y la pedagogía ignaciana, con liderazgo nacional en la educación técnica y profesional de calidad, reconocida por su incidencia y la de sus egresados en la lucha contra la pobreza, la promoción de la justicia y el bienestar social. “Queremos contribuir con el bienestar social generando respuestas viables y eficaces a problemas locales y nacionales, mediante una oferta educativa a todos los niveles, orientada a la formación de técnicos y profesionales competentes e íntegros”, precisó el sacerdote.
Desde el inicio de sus labores, el 28 de octubre de 1952, su dirección y administración ha estado a cargo de los jesuitas.
El 13 de agosto de 2008 el Consejo del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt), aprobó el cambio de categoría de Instituto de Estudios Superiores a Instituto Especializado de Educación Superior, autorizando la entrega de títulos a nivel de Ingeniería, Maestría y Doctorado en las áreas de Agronomía y Tecnología.
Polivante. El carácter polivalente del instituto está conformado por una escuela primaria, un bachillerato técnico y una escuela técnica en cursos generales, una escuela de idiomas y el Instituto Especializado de Estudios Superiores Loyola (IEESL).
El Politécnico imparte la educación desde pre-primaria hasta octavo, donde se empiezan a inculcar los valores necesarios para una excelente formación académica y moral. A partir del presente curso se incorporó el nivel inicial para niños y niñas de tres años de edad.
En cuanto a la educación media, uno de los niveles con más demanda es el bachillerato técnico. Aquí se presta servicio a más de 1,400 estudiantes de todo el país, que inician en primero de bachillerato y se convierten en egresados bajo el título de bachiller técnico en diversas áreas como son: Producción Agrícola, Mecánica Automotriz y Diesel, Electrónica en Comunicaciones, Electrónica Digital y Microcomputación, Mecánica Industrial e Instalación y Mantenimiento Eléctrico.
Además de las asignaturas enfocadas en las diversas áreas de especialización, los estudiantes participan en prácticas deportivas, artísticas, recreativas y literarias que ayudan a fomentar su socialización y convivencia.
En el Instituto Especializado de Estudios Superiores Loyola (IEESL) se ofrecen las carreras de Ingeniería en las especialidades Industrial, Redes y Telecomunicaciones, Eléctrica y Agroempresarial.
Otro de los grandes aportes del IPL ha sido la creación del Programa de Educación Obrera Infotep-Loyola, donde miles de personas se capacitan en áreas como Agricultura, Mecánica, Microelectrónica, Electricidad, Repostería, Panadería, Telefonía, Costura, Cocina, entre otros.
Para reforzar los conocimientos de idiomas e informática, se ofrecen programas vespertinos y sabatinos de inglés y francés, impartidos a través de la Escuela de Idiomas Loyola, y cursos de computación en los Centros Indotel Loyola y los de CCNA en redes avalados por CISCO.
De igual manera, a fin de que los estudiantes puedan poner en práctica los conocimientos aprendidos, el centro tiene a su disposición talleres para cada una de las especialidades, laboratorios con los equipos más avanzados y una finca experimental.
Otros atractivos. Como espacio de estudio, la biblioteca “San Francisco Javier” ofrece servicios, con un área de informática y el rincón de lectura infantil. Allí se encuentran unos veinte mil volúmenes que cubren lo esencial del currículo técnico y otras áreas como Humanidades y Ciencias Sociales y una biblioteca virtual con más de 2,000 volúmenes.
Su recinto alberga también un atractivo museo de sacapuntas que exhibe más de 2,300 piezas y la galería Vela Zanetti, dedicada a mostrar obras de artes plásticas. El Arboretum “Padre Julio Cicero” constituye un parque didáctico con plantas endémicas y exóticas, acompañadas de un minizoológico. Con la finalidad de exponer las colecciones de especímenes de flora, fauna y minerales que el padre Julio Cicero, S.J. recolectó por más de 30 años, se creó el museo de Biología que lleva su nombre.
El Politécnico Loyola además cuenta con cafetería, comedor, transporte, librería, centro de copiado, banco de libros, residencia estudiantil, dispensario médico y consultorio de odontología.
En la actualidad, las residencias acogen 54 bachilleres de escasos recursos; 28 hembras y 26 varones, quienes provienen de diferentes ciudades del país. Para ampliar su campo de acción, en enero de 2007 fue instalada la emisora comunitaria MAGIS FM, que transmite a través de la frecuencia 98.3 programas variados.


COMENTARIOS