El ministro de Hacienda cuestiona los informes de corrupción

Donald Guerrero, ministro de Hacienda, defendió planes sociales del Gobierno para reducir pobreza

El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, negó ayer que en el Gobierno dominicano se registren los niveles de corrupción que le atribuyen organismos como Oxfam Internacional y Transparencia Internacional, por lo que cuestionó que muchos de los que ofrecen datos para esos informes forman parte del sector privado que evade millones al no pagar impuestos.
El funcionario ofreció las declaraciones en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, donde afirmó que la corrupción que ocurre en la República Dominicana hay que atacarla, pero eso no significa que este sea el país más corrupto del mundo.
“No he dicho que no hay corrupción, la hay y hay que atacarla, y yo quiero ver también gente presa por corrupción, y hay denuncias locales e internacionales, y expedientes procesados que lamentablemente fracasaron en la Justicia, aquí hay un problema de corrupción pero nosotros no somos el país más corrupto, de ninguna manera”.
En octubre pasado Oxfam Internacional publicó un informe en el que señala que en 2017 en el país se han desviado alrededor de RD$90,000 millones en corrupción, clientelismo y dispendio.
En otro informe de Transparencia Internacional el país aparece en un segundo lugar, en Latinoamérica, en el pago de sobornos.
Guerrero fue enfático y enérgico al señalar que esos estudios son interesados y por tanto están equivocados, porque los niveles de corrupción del país son medios, no extremos.
Sobre los datos de Oxfam expresó que carecen de rigurosidad analítica, por lo que ese organismo debió recurrir a estudios con determinada solvencia académica.
“Ambos estudios son irresponsables, y los empresarios que se prestan a eso, a llenar encuestas alegres y a acabar con el país por intereses ulteriores tienen que tener en cuenta que ellos son parte de este país también, y que si hay corrupción la inician ellos también.
“Qué es evadir impuestos, es robar, nosotros nos quejamos aquí de que Odebrecht cometió un asalto al Estado dominicano y dio sobornos por US$90.0 millones, pero aquí se evaden casi US$150 millones que se quedan en los bolsillos de quienes no pagan impuestos, y eso es corrupción, y quién la encabeza, el sector privado y profesionales. Al Estado también se le roba por esa vía”, afirmó.
Gasto, exenciones y evasión de impuestos. A Guerrero se le preguntó sobre aspectos relativos al gasto público y la posibilidad de reducir la nómina estatal, tomando en cuenta el proyecto de ley sometido por la diputada Faride Raful, en el que se plantea la fusión de por lo menos 57 instituciones.
En ese sentido respondió que no se mejoran las finanzas públicas con la reducción de empleos, sino con reducción de la evasión fiscal.
Asimismo argumentó que no es tan fácil plantear la disolución de determinadas instituciones, porque aunque pueda haber gente que no trabaje la mayoría cumple con sus funciones.

Sobre la posibilidad de eliminar las exenciones fiscales para mejorar la captación de ingresos consideró que no se pueden tomar decisiones unilaterales.

“Hay exenciones como la del Itbis a las medicinas que no se pueden eliminar, pero hay otras que son sujeto de revisión pero requieren sentarse en una mesa. Es decir, unilateralmente no es prudente que violemos derechos adquiridos establecidos en una legislación.
“Porque para nosotros la inversión extranjera es importante, el año pasado recibimos 2,400 millones de dólares en inversión extranjera, este año 2,700 millones, y de manera lógica nosotros tenemos que sentarnos en una mesa y definir cuál es el país que queremos”.
Sin embargo dijo, a título personal, que de modificarse el régimen de exenciones fiscales debería establecerse que las empresas paguen el Impuesto sobre la Renta en un período de siete años, tengan o no ganancias.

En cuanto a la evasión fiscal expresó que los niveles son exageradamente altos, y que para reducir el déficit fiscal hay que enfrentar esa problemática.
“Lo ideal para mí es poder decir que resolvimos el tema de las finanzas públicas, nadie tuvo que pagar más de lo que está pagando, nadie tuvo que sacrificarse, no hay que tomar un peso prestado y estamos dando la atención que requiere educación, salud, los militares y todos estamos en el paraíso.
“Pero la realidad nuestra es que vivimos en un país en el que tradicionalmente ha sido muy difícil pagar impuestos, la gente se resiste a eso, pero sí se presta para una protesta para decir que el Gobierno es corrupto y que los políticos son corruptos, pero a la hora de pagar sus impuestos no”, expresó Guerrero.


COMENTARIOS