El mulito que no patea

08_09_2018 HOY_SABADO_080918_ Opinión9 A

En la última semana se ha desatado una denuncia que se ha hecho hasta viral en las redes sociales. Se trata de la situación que atraviesa el río El Mulito en la provincia de Pedernales, en donde los ambientalistas, apoyados por la Academia de Ciencias de la República Dominicana y otros preocupados por las devastaciones forestales que están ocurriendo en el parque Nacional Jaragua, afirman, que por los desmontes para cultivar, tanto árboles frutales como, viandas y vegetales, el río se ha secado.
El Ministro de Medio Ambiente le salió al frente a estas declaraciones y según él, comprobó que, si bien el río tenía una parte seca como consecuencia del estío que viene sufriendo la zona, en otra parte resurge con escorrentía de poca monta, pero no está seco.
De su parte, la Academia de Ciencias afirma que el setenta por ciento de la cuenca del río Mulito ha desaparecido como consecuencia de la quema y tumba para dar paso a la agricultura de subsistencia que se practica, tanto en Mencía comoen Aguas Negras en la provincia de Pedernales.
Osmar Benítez, Ministro de Agricultura, en una conferencia que pronunció como orador invitado en la Cámara Americana de Comercio desmintió esas denuncias, alegando que él como nativo de esa zona, recorría a lomo de mulo con su padre que era oficial del ejército, donde comprobaron, que en cierta época del año el río El Mulito, en ciertas partes se sumerge para volverse a encausar, unos kilómetros más adelante, aunque con un caudal disminuido. Esto comprobado por el señor Ministro debería ser aceptado como bueno y válido por ser éste un conocedor de la zona. Pero en nuestro país, siempre se le busca la quinta pata al gato y no obstante un ambientalista de la zona afirmar que allí siempre hubo agricultura, tal como lo afirmara el Ministro Benítez desde que el presidente Horacio Vásquez propició una colonia agrícola en la zona.
Según el Ministro Benítez, el río todos los años en época de estío, desaparece en algunos lugares para correr río abajo, según lo comprueban residentes en la zona. A nuestro entender, esta afirmación debe ser creída porque lo mismo ocurre en otros ríos en el país como lo demostraremos a continuación.
Cerca del peaje de Boca Chica se encuentra el río Brujuelas, el cual inclusive pasa por debajo de la autopista que va al aeropuerto para desembocar en la pequeña bahía de Andrés. Este en su escorrentía no sumergida, sirve para dar agua a los poblados aledaños al Peaje.
Nosotros somos de El Mamey, en la provincia de Puerto Plata. Si usted se dirige hacia la montaña denominada El Rejón, en la parte baja debe pasar por el río Unijica, que en ese paso está completamente seco; sin embargo unos kilómetros más abajo en el poblado de La Boca, resurge donde se le unen el río Cordovín y el arroyo Marmolejos para con esos afluentes convertirse de nuevo en el río Unijica.
Este problema de la agricultura y los denominados parques nacionales seguirán siempre en conflicto. Hay un ambientalista cuyo nombre no deseo revelar, que en su afán por declarar la mayor cantidad de terrenos como parques nacionales, se trazaron coordenadas que no concuerdan con los límites y los bornes establecidos. Por eso, siempre habrá confrontación, ya que unos defienden el medio ambiente, la biosfera, los árboles del bosque húmedo y los otros protegen la siembra de productos necesarios para la subsistencia del ser humano.
Para evitar estos conflictos periódicos, así como el Poder Ejecutivo nombró una amplia y eficiente comisión para la titulación de terrenos del Estado, asimismo debería nombrar un conjunto de técnicos con equipos especiales que incluyan geo diferenciadores y corregir aquellas mediciones que se hicieron por el método tradicional de cintas y estacas. De ese modo, al definirse científicamente los campos, se evitarían las confrontaciones estériles, y se lograría la convivencia pacífica en el campo.