El petróleo volverá a US$100 por barril como en el 2014

2D_Economía_25_2,p01

El petróleo volverá a los 100 dólares por barril, un nivel que no se veía desde 2014. Así lo pronostican muchos analistas, según un informe de la Agencia Bloomberg.
Estos analistas señalan como culpables a las tensiones geopolíticas, principalmente las sanciones de Estados Unidos a Irán, y al poco interés de los países de la OPEP en compensar esta situación.
Sin embargo, el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangeneh, aseguró ayer que es “imposible” que EEUU logre eliminar el crudo iraní del mercado a medio plazo, pese a las sanciones que entran en vigor el próximo noviembre.
El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, se situaba este lunes cerca de los 81 dólares, un escenario que el presidente de EEUU trataba de prevenir, presionando a la OPEP para que aumente la producción. Sin embargo, el cártel de los países productores de petróleo, reunidos en Argel este domingo, han mostrado poco interés en seguir las indicaciones de Donald Trump, y se han emplazado a su reunión del próximo 3 de diciembre para tomar una decisión.
“El mercado no tiene respuesta para la posible desaparición de dos millones de barriles diarios”, aseguró Daniel Jaeggi, cofundador de Mercuria Energy Group, durante la conferencia APPEC. “En mi opinión, eso hace posible ver picos de precios por encima de los 100 dólares por barril”, defendió.
Cuando Trump anunció en mayo nuevas sanciones a las exportaciones de petróleo de Irán, tercer mayor productor de la OPEP, el mercado estimó un recorte de entre 300.000 y 700.000 barriles diarios, pero ahora el mercado prevé que la caída será de 1,5 millones de barriles diarios, aseguró Ben Luckock, líder de Trafigura, en la misma conferencia. “La producción en Irán va a ser más baja de lo que la mayoría esperaba cuando se anunciaron las sanciones”, explicó. El analista prevé que el barril alcance los 90 dólares en Navidad y llegue a 100 dólares a principios del próximo año.
La OPEP no solo lidia con las sanciones de EEUU a Irán. También tiene en cuenta el hecho de que la situación económica de Venezuela ha provocado un desplome de su producción, además del hecho de que el “shale” gas en EEUU también está experimentando problemas para seguir creciendo, sobre todo por los cuellos de botella en los oleoductos y los problemas de mano de obra.
“Pese a todas estas presiones, la OPEP se mantendrá a la espera. Arabia Saudí, Rusia y Emiratos Árabes aseguraron que tienen capacidad adicional para satisfacer las necesidades del mercado, pero no lo harán de manera preventiva”, explica el reporte de Bloomberg. “Los clientes de Arabia Saudí están recibiendo los barriles que desean”, aseguró Khalid Al-Falih, ministro de Energía de Arabia Saudí. El país espera aumentar la producción en septiembre, y aún más en octubre, aunque sin especificar la cantidad.