Hoy Digital

El plan estratégico de Santo Domingo histórico

Un 23 de octubre de 2012, la prensa nacional anunciaba el lanzamiento de un plan estratégico para Santo Domingo como destino turístico, que incluía 1º el rescate de la Zona Colonial, espacio público y 2º el Proyecto Sans Soucí, un proyecto privado a realizarse (en un espacio público cedido según negociaciones secretas al grupo Vicini) y se añadía que esos dos proyectos tendrían un papel preponderante en el mejoramiento del entorno y la ampliación de la oferta hotelera.
Un vistazo sobre el proyecto privado, demuestra la lentitud con la cual se desarrolla la adecuación de la zona oriental con la zona amurallada, ya que el director de negocios y turismo del grupo VICINI, Sr. J. Acevedo, anunciaba durante la cumbre “Rendez- Vous Santo Domingo” que realizó la Cámara Dominico Francesa para promover la Ciudad Primada de América a turoperadores europeos que el proyecto Sans Soucí incluiría un centro de conferencias y aportaría alrededor de 800 habitaciones a Santo Domingo con la construcción de un hotel boutique de 125 habitaciones, otro de 600, y uno más de alrededor de 200 habitaciones. El complejo, que incluiría una zona residencial, club de playa, un cinturón ecológico, una terminal de cruceros y espacios públicos, se desarrollaría con una inversión superior a los US$250 millones en la zona residencial, que cambiará la cara de la ciudad. La primera gran inversión realizada por el grupo Inversiones Turísticas Sans Soucí (ITSS) en la desembocadura del río Ozama fue la remodelación parcial del viejo puerto Don Diego en 2006 y un dragado limitado del río, que quedó listo para recibir embarcaciones de gran calado en 2008. Así en 2009 se pudo inaugurar el Puerto Turístico Sans Soucí, y su funcionamiento para recibir unos 9,000 pasajeros por día. Se privatizó la plaza Juan Barón, a un costo aproximado de RD$90 millones, en colaboración con el Ayuntamiento del Distrito Nacional. Asimismo, la firma invirtió RD$7 millones en la remodelación y limpieza del Monumento a la Caña y en la reconstrucción de una porción de la avenida España, con el apoyo del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, que incluyó tres cuarteles móviles para la Policía Turística. En esa ocasión, la marina Bartolomé Colón, ubicada en la margen oriental del río Ozama, pasó a formar parte del proyecto privado. Esas intervenciones puntuales, del grupo Vicini, no dan, sin embargo, a la zona, un perfil de centro histórico a visitar. Los 600,000 turistas esperados exigen más y es fácil adivinar que esas inversiones menores esperan por dos proyectos de mayor envergadura que no pueden costear por asuntos también fácil de imaginar : 1º el río Ozama y los barrios marginados asentados en sus orillas incluyendo Los Tres Brazos y 2º la rehabilitación-restauración de la zona amurallada, en particular su zona ovandina que contiene la gran mayoría de los monumentos coloniales, testimonios de ese encuentro tan controversial, de 1492 que atrae a los visitantes. Iniciaremos nuestro análisis por la zona amurallada.