El plátano maduro, sus beneficios

El plátano maduro es una maravilla en la alimentación, rico en sabor, vitaminas y minerales

Por su sabor dulzón, que puede consumirse tanto solo como acompañado de otros ingredientes en desayunos, cenas, e incluso en comidas fuertes, aperitivos y postres, es difícil que alguien rechace esta fruta tropical de origen asiático.
Con el plátano maduro se pueden elaborar un sinnúmero de delicias tanto frías como calientes, y, lo más importante, súper rápidas, fáciles y muy nutritivas, ya que este rubro es una fuente de vitaminas A, E, B1, B2 C, ácido fólico, agua, calorías, grasas saludables, proteína, hidratos de carbono, fibras, potasio, fósforo, hierro, magnesio, zinc, entre otros nutrientes esenciales.
A los plátanos maduros hay que darles la importancia justa, ya que es posible elaborar con ellos deliciosas recetas, y a la vez aportarle al organismo las vitaminas y minerales que éste contiene y que el cuerpo requiere. Así que ¡a comer plátano maduro!

Recetas
Empanadas de plátano maduro y queso

4 plátanos maduros
8 tazas de agua
Sal al gusto
1 huevo
1/4 taza de harina de trigo todo uso
1 cucharadita de vainilla
1 taza de queso mozzarella rallado o el de tu preferencia
2–3 tazas de aceite vegetal para freír
1 cucharada de azúcar
Preparación. Lavar y cortar los plátanos por la mitad. Hervir con las cáscaras a fuego medio en una olla grande con 8 tazas de agua y sal al gusto. Dejar hervir hasta que estén completamente cocidos y blandos, durante unos 5 a 7 minutos. Pelar y majar los plátanos con un tenedor hasta obtener un puré. Dejar enfriar. Posteriormente, agregar el huevo, la harina y la vainilla, mezclar todo bien. Poner la mezcla en el refrigerador por media hora. Luego, formar 12 bolitas con la masa, aplastar y darle forma redonda con la palma de la mano. Agregar el queso, doblar por la mitad y presionar un poco alrededor para que queden selladas y no se salga el queso. Freír las bolitas por ambos lados hasta dorarlas, sin dejar que se quemen. Escurrirlas sobre papel absorbente y espolvorear con azúcar.

Dulce de plátanos maduros caramelizados

Para el almíbar: 8 onzas de panela o piloncillo (se pueden reemplazar por azúcar morena)
1 taza de vino semidulce
2 o 3 semillas de pimienta dulce
4 clavos dulces
2 o 3 astillas de canela
1 cucharada de salsa de tabasco
Para los plátanos:
4 cucharadas de mantequilla
3 o 4 plátanos maduros, pelados y cortados en mitades o en rodajas gruesas
Preparación. Para el almíbar poner en una cacerola pequeña la panela o azúcar morena con el vino dulce, la pimienta dulce, el clavo de olor y la canela. Cocinar a fuego lento hasta que la panela o piloncillo se disuelva por completo, agregar media cucharada de salsa tabasco y continuar cocinando a fuego lento hasta que el almíbar asuma el sabor de las especias. Probar y ajustar la cantidad de especias y la salsa picante al gusto. Colar el almíbar para sacar las especias (clavos de olor, semillas de pimienta dulce y canela), guardar el almíbar hasta el momento de preparar los plátanos. Para los plátanos caramelizados: en una sartén de buen tamaño, calentar la mantequilla. Agregar los plátanos y freírlos por cada lado hasta que estén dorados. Luego agregar el almíbar de panela o piloncillo, y cocinar a fuego medio-bajo durante unos 25 a 30 minutos o hasta que los plátanos estén caramelizados.

Picadillo de chorizo, huevos y plátano maduro

2 a 4 cucharadas de aceite o mantequilla
10 onzas (280 gramos) de chorizo o longaniza, desmenuzado
1 cebolla mediana blanca tipo perla o amarilla, picada en cubitos
3 plátanos maduros, pelados y cortados en cubitos
Ají criollo o la salsa picante

Preparación. Calentar 1 a 2 cucharadas de aceite o mantequilla en una sartén a temperatura media, agregar la cebolla picada y cocinar hasta que queden suaves y transparentes, por unos 5 minutos. Agregar el chorizo desmenuzado y continuar cocinando hasta que el chorizo esté completamente cocido. Probar y ajustar la sazón, Poner el chorizo en un plato y cocinar los plátanos en la misma sartén o usar una sartén aparte. Para cocinar los plátanos, calentar 1 a 2 cucharadas del aceite o mantequilla restantes, o usar la grasa del chorizo. Añadir los plátanos cortados en cubitos y cocinar a fuego medio, ir revolviendo para evitar que se peguen, hasta que estén dorados. Agregar el chorizo previamente cocido a la sartén con los plátanos y mezclar bien. Los huevos se pueden añadir directamente a la sartén con el picadillo de chorizo y plátano maduro y reducir la temperatura, tapar la olla y cocinar a fuego lento hasta que las claras estén cocidas y las yemas estén a su gusto. Servir el picadillo de plátano maduro y chorizo inmediatamente con los huevos fritos, se puede acompañar con rebanadas de aguacate, queso fresco desmenuzado y salsa picante al gusto.