El poderío de Inglaterra a balón parado

England's Ashley Young, right, kicks the ball as Sweden's Viktor Claesson tries to stop him during the quarterfinal match between Sweden and England at the 2018 soccer World Cup in the Samara Arena, in Samara, Russia, Saturday, July 7, 2018. (AP Photo/Alastair Grant)

Inglaterra se ha olvidado de los exquisitos remates de comba de David Beckham. En este Mundial, los laterales Ashley Young y Kieran Trippier son sus nuevos artistas con pelota detenida. Esas jugadas han sido el conducto principal de los goles en Rusia, el 42 por ciento, e Inglaterra ha sido el equipo más versado en ese rubro en su marcha a las semifinales. Ocho de sus 11 goles se han manufacturado mediante tiros libres, córners o penales, cuatro más que cualquier otro equipo y la mayor cantidad desde que Portugal anotó ocho tantos con pelota detenida en el Mundial de 1966. Esto no es obra de la casualidad. Una preparación meticulosa -que incluyó un viaje a Estados Unidos para mirar un partido de la NBA – la convocatoria.


COMENTARIOS