El realismo mágico de la novela india “Aiwa Maru” se abre a Occidente

El realismo mágico de un “navío con alma” narrado en la novela de culto india en lengua marathi, archivo
El realismo mágico de un “navío con alma” narrado en la novela de culto india en lengua marathi, archivo

Nueva Delhi, India El realismo mágico de un “navío con alma” narrado en la novela de culto india en lengua marathi “Aiwa Maru”, del escritor Anant Samant, se abre a Occidente 25 años después de su publicación con la primera traducción al inglés.

“‘Aiwa Maru’ narra la historia de un navío con alma propia que puede sentir, pensar y conspirar; no es fantasía”, explicó a Efe Samant desde Maharastra, estado costero del oeste de la India cuyo idioma oficial, el marathi, es hablado por unas 70 millones de personas.

La novela se basa en las experiencias de juventud del autor, de 63 años, que con 21 se enroló en el primero de una serie de buques de carga en los que navegaría “alrededor del mundo” durante casi una década y en los que llegaría a trabajar como oficial de cubierta.

Anant, el protagonista del libro, es un joven indio que se enrola por segunda vez, desde el puerto de Hong Kong, en el Aiwa Maru, un destartalado buque que es recuperado del desguace por la atracción que siente hacia él su propietario, un empresario japonés.

“Aiwa Maru fue enviado al cementerio, y durante dos años yació entre lápidas hasta que lo sacamos a rastras. Debimos alterar algo en el proceso. La muerte hundió sus garras con fuerza en el Aiwa Maru y le ha seguido hasta aquí, al mar. ¿La sientes?”, afirma en la novela un veterano tripulante filipino.

El autor reveló que la posibilidad de sentir que posee el buque tiene su fundamento en la filosofía india Adhyatma, según la cual “todo en el universo tiene vida, incluso una casa, un barco, un bolígrafo, una piedra… y poseen alma, mente, sentimientos”.

Algo que, de acuerdo con Samant, no debería resultar ajeno “al lector español e hispanoamericano”, impulsores del realismo mágico con novelas como “El reino de este mundo”, del cubano Alejo Carpentier, “Cien años de soledad”, del colombiano Gabriel García Márquez, o la obra del gallego Álvaro Cunqueiro.

“Aiwa Maru” supuso la primera de las 15 obras de ficción que hasta el momento ha publicado Samant, una carrera literaria que comenzó sin esperarlo, después de que un amigo decidiera enviar a una revista el extracto de una de sus cartas narrando una experiencia en alta mar.

“Fue publicado de manera inmediata y el editor me pidió más historias”, explica el escritor, que publicaría en la revista cinco relatos más, hasta que ésta dejó de mostrar interés por sus textos al decantarse por “otro tipo” de narraciones.   “Nunca había buscado el reconocimiento, así que volví a entrar en el capullo. Pero mi mujer amaba mis historias.

Tres años después, en 1983, empecé ‘Aiwa Maru’, aunque con la decisión de que nunca la publicaría”, reveló Samant.   Sin embargo, un primo del escritor, seis años después, rescataría el manuscrito para enviárselo a una editorial. Corría el año 1989.

Y con la publicación llegó el reconocimiento- “Premio del Estado de Maharashtra” o la elección como uno de los “libros de la década” por la mayor publicación regional, el Maharashtra Times.

El profesor Akshyakumar Kale, jefe del Departamento de Marathi en la Universidad de Nagpur, en Maharashtra, explicó a Efe que aunque “los críticos no la recibieron muy bien, el público sí, por su lectura sencilla y por ser una historia con misticismo, suspense y amor”.

“Además era la primera vez que alguien describía un viaje en el mar” en la literatura marathi, anotó el académico.   Esa historia en alta de Marzo fue la que enganchó de niño al traductor de la novela al inglés, Prashant Pethe, desde que uno de sus profesores le recomendó el libro con la intención de quitarle al joven aventurero las ganas de embarcarse.


COMENTARIOS