Hoy Digital

El SDSS resulta lucrativo negocio

El Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) ha demostrado ser ineficaz en cuanto a cumplir los objetivos fundamentales de garantizar la salud, pero en cambio se ha destacado como un buen negocio para determinados sectores que se lucran de lo que debe beneficiar a la población. Por el otro lado, el sistema de pensiones convierte en una amarga pesadilla el retiro de la vida laboral de las personas de avanzada edad, porque no les garantiza una pensión digna y suficiente para costear los gastos de esa etapa de la existencia.
Un estudio hecho por la Fundación Juan Bosch pone de manifiesto la forma en que la seguridad social resulta lucrativa para las ARS y las AFP y la pobre cobertura en servicios de salud que da a la población, a la que muchas veces se le regatea el acceso a procedimientos y tratamientos necesarios para combatir sus afecciones. El SDSS tipifica demasiado como modelo exitoso de negocios en vez de como sistema destinado a garantizar la salud de la población.
Desde que entró en vigencia en el 2001, el SDSS fue exhibiendo cojeras que han debido ser corregidas para que el modelo pueda garantizar las prestaciones que requieren los afiliados. Pésima cobertura en salud y pensiones insuficientes a la hora del retiro de la vida productiva es lo que espera al asegurado, al tiempo que crecen las ganancias de las ARS y las AFP.

Prisas y pausas inexplicables

De un tiempo a esta parte se trabaja de manera febril en las obras del Teleférico de Santo Domingo. Y de un tiempo a esta parte, se observa una pasmosa inactividad en la infraestructura que conectará el Metro con Santo Domingo Este. El levantamiento de torres y soterrado de cableado eléctrico del Teleférico ha conllevado perforaciones y zanjas que han convertido el tránsito en una verdadera pesadilla en vías de Santo Domingo Norte y otras zonas. En cambio, el Metro está resultando insuficiente para cubrir la demanda, pero no se adoptan las medidas pertinentes para superar esta situación.
El Metro y el Teleférico son dos soluciones de transporte necesarias y se debería trabajar con la misma prisa en ambas para que contribuyan a aliviar el espinoso problema del transporte de pasajeros en el Gran Santo Domingo.