EL valor nutricional de las cerezas en la prevención diaria

http://hoy.com.do/image/article/404/460x390/0/FE98F0C9-8C42-46D9-A597-9C11F5B75CC0.jpeg

Artículo Anterior

Hay 11 tipos de diferentes cerezas en el mundo, en el país, según nos explica el doctor Wilfredo Mañón existe el Prunus cerasus y el P. avium. Muy apetecible por grandes y chicos más por su sabor que por sus propiedades medicinales, sin embargo tiene una muy buena combinación de principios activos que la hacen un excelente alimento-medicina.

Composición

Glúcidos (levulosa y fructosa), vitaminas (carotenos, vitaminas C y  B), Oligoelementos (zinc, cobre, maganeso, cobalto, etc), minerales (hierro, calcio, fósforo, azufre, sodio, potasio), ácidos naturales (málico, cítrico, y succínico) fibra vegetal soluble (pectina), flavonoides y ácido salicílico.

Es remineralizante y tonificante. Muy pocas veces tenemos a mano un fruto tan completo en vitaminas, minerales y oligoelementos que nos sirvan como revitalizantes. La cereza es única. A tener en cuenta en períodos de recuperación de cirugías y enfermedades crónicas.

Curas adelgazantes

Una de las propiedades más apreciadas de la cereza, es la de atenuar la sensación de hambre a nivel cerebral. La cura de  cerezas puede usarse sin temor a desnutrirse o desmineralizarse.

Artritis

El ácido salicílico presente (aproximadamente 2 mg por kilo de cereza), le confiere un buen efecto antiinflamatorio y antiartrítico. Además, el pedúnculo o rabito que sostiene la fruta, hervido, va a servir de diurética y ayudará a eliminar el ácido úrico circulante.

Problemas urinarios

Tales como cistitis, pielonefriis y  piedras del riñón, va a recibir mucha ayuda con esta fruta y la tisana de los pedúnculos.

Estreñimiento crónico. Esta tiene un efecto laxante y tonificante del tracto digestivo.

Importante

En los diabéticos

Los glúcidos o azúcares de la cereza, fructosa y levulosa, son tan fácilmente asimilables que incluso los diabéticos pueden comer esta fruta sin mayores problemas.


COMENTARIOS