Embajador EE. UU. afirma que corrupción impide crecimiento

????????????????????????????????????????????????????????????????????
????????????????????????????????????????????????????????????????????

El embajador de los Estados Unidos, James (Wally) Brewster, definió ayer la corrupción en la República Dominicana como un cáncer que retrasa el crecimiento, afecta de forma negativa el comercio e impide la aplicación justa de la ley.

Al participar como orador invitado en el almuerzo de la Cámara Americana del Comercio, el diplomático dijo que cada empresario que conoce, ya sea estadounidense o dominicano, menciona la corrupción como el principal problema.

“Como promotor del comercio bilateral, muchas veces escucho el temor de potenciales inversionistas estadounidenses, en el sentido de que recibirían un trato injusto, que se les exigiría pagar sobornos, o que serían marginados injustamente del mercado”, expresó Brewster.

Manifestó que esa percepción de corrupción ha estado socavando la competitividad de la República Dominicana, y exhortó a los líderes empresariales a presentar la corrupción como uno de los principales problemas del Gobierno.

Indicó que la corrupción no solo ha permeado a la Policía Nacional, sino que ha penetrado en todos los estamentos de la sociedad.

“¿A quién de los que estamos aquí no le han pedido un soborno? ¿Quiénes no conocen a alguien que haya recibido un contrato sin haber agotado el proceso debido de licitación? ¿Cuáles de nosotros no conoce a un político que haya sustraído fondos públicos? ¿Quiénes aquí conocen a algún juez que no haya recibido un soborno para soltar a algún preso antes de tiempo?”, inquirió el embajador.

El representante de los Estados Unidos dijo que no basta con quejarse de la corrupción, sino que hay que hacer todo lo que sea posible para acabar con ese mal.

Política. En otro orden, el embajador Brewster se refirió al tema electoral, advirtiendo a los políticos que no hay dinero limpio proveniente de personas sucias.

“Ustedes deben apoyar al pueblo de este país alineándose solamente con personas de credibilidad y confiables que compartan sus valores”, expresó.
Otro tema abordado por el diplomático fue el de la naturalización en la República Dominicana.

Al respecto, manifestó que todo ciudadano dominicano debe tener garantizados sus derechos más fundamentales: el derecho a casarse, a declarar a sus hijos como dominicanos, obtener cuidados de salud, tener acceso a la educación superior, entre otros.

Expresó que este es un asunto de derechos humanos, “pues todo hombre, mujer y niño que viven en la República Dominicana debe contar con documentación, estatus y seguridad, y tener un lugar que pueda llamar su patria”.

Brewster, destacó que a pesar de los desafíos que confrontan el Gobierno dominicano y su pueblo, las relaciones con los Estados Unidos nunca han sido tan fuertes y estrechas como ahora.

ZOOM

 

No es injerencia

El embajador indicó que sus pronunciamientos en relación a algunos temas nacionales no deben ser vistos como injerencia o como una violación a la soberanía del país. Dijo que se trata, más bien, de defender los intereses de los Estados Unidos que tienen fuertes inversiones en la República Dominicana, su gente y su futuro.


COMENTARIOS