Embajadora de EE.UU. viaja a su país tras llamado a consulta

Canciller Miguel Vargas afirma relaciones entre República Dominicana y Estados Unidos son excelentes. En foto: Canciller Miguel Vargas y la embajadora de EE. UU.  en República Dominicana, Robin Bernstein. 09-09-18 Fuente Externa
Canciller Miguel Vargas afirma relaciones entre República Dominicana y Estados Unidos son excelentes. En foto: Canciller Miguel Vargas y la embajadora de EE. UU. en República Dominicana, Robin Bernstein. 09-09-18 Fuente Externa

La embajadora de Estados Unidos, Robin Bernstein, salió ayer del país luego de haber sido llamada a consulta por su gobierno, para evaluar la decisión del Estado dominicano de romper relaciones con Taiwán y establecer mayores nexos con China Popular.
El Departamento de Estado también llamó a sus embajadores en El Salvador y Panamá, países que de acuerdo con los informes, hicieron lo mismo.

La salida de la embajadora ocurrió apenas a cuatro días de haber presentado sus cartas credenciales al presidente Danilo Medina Sánchez, y a 11 días de haber llegado a Santo Domingo para tomar posesión del cargo y un día después de haber sido posesionada.

Bernstein salió por el aeropuerto de Las Américas a las 8:00 de la mañana en el vuelo 1026 de American Airlines con destino a Miami y viajó acompañada de su esposo, Richard Bernstein, y sus hijas Julia y Alexandra. Fue despedida por compañeros estadounidenses radicados en el país.

La diplomática vino a República Dominicana el 29 de agosto y el seis de septiembre presentó al Presidente sus cartas credenciales que la acreditan como embajadora de Estados Unidos en lugar James Wally Brewsten.

El viernes fue llamada a consulta por su gobierno, con el propósito de evaluar la decisión del gobierno dominicano de romper con Taiwán y ampliar los nexos con China Popular.

La información de que la embajadora fue llamada a consultas por su gobierno apenas a cuatro días de haber presentado sus cartas credenciales ha generado numerosos comentarios entre sectores nacionales.

La salida de la diplomática y su familia fue manejada con hermetismo por las autoridades aeroportuarias y los organismos de seguridad.


COMENTARIOS