Embarazos en adolescentes afecta desarrollo humano

El costo de oportunidad de las adolescentes que se embarazan es alto.

El costo de oportunidad de las adolescentes que se embarazan es alto, según se revela en un trabajo de Melisa Bretón, publicado en el más reciente boletín PNUD-RD.
El informe, que se apoya en datos del más reciente Informe Nacional sobre Desarrollo Humano de República Dominicana, señala que el embarazo en la adolescencia, al concentrarse en entornos de pobreza, afecta oportunidades de desarrollo humano y salida de pobreza de jóvenes madres, de sus hijos, sus parejas y entorno.

Los resultados del informe, que evaluó las diferencias registradas entre mujeres que fueron madres por primera vez en la adolescencia y otras con embarazo en etapa posterior, indican que el costo de oportunidad de tener un embarazo en la adolescencia, sobre todo en los entornos de pobreza investigados, es alto.
La mujer con embarazo más tarde ingresa más fácilmente a la población económicamente activa, tiende a casarse o unirse con una persona de mayor nivel educativo y reside en un hogar con más ingresos.
Sus hijos tienen menor probabilidad de morir en la primera infancia (7% mujeres con embarazo en la adolescencia (EA) versus 2% mujeres sin EA), de no acceder a la educación (6% hijos de mujeres con EA y 0% mujeres sin EA) y de no tener documentación (11% mujeres con EA versus 5% mujeres sin EA).
Estas diferencias tienen repercusiones: a corto plazo, el 32% de jóvenes madres deja la escuela por embarazo. A mediano plazo, limita sus posibilidades de trabajo formal, concentrándose en la informalidad (50% mujeres con EA versus 27% mujeres sin EA). A largo plazo, el efecto del EA lo experimentan los hijos.
El trabajo revela que a menor edad de la primera unión de la madre, mayor es la probabilidad que tiene su hija de embarazarse en la adolescencia.
A menor edad del primer embarazo de la madre, mayor es la probabilidad de su hija de tener embarazo en la adolescencia. Cuando la pareja alcanza el nivel educativo universitario se reduce en un 75% la probabilidad de ocurrencia de EA. Con estas evidencias, las políticas para el EA deben no solo incluir a la joven madre, sino también a su pareja, a los padres de la joven y a sus hijos.


COMENTARIOS