Emergencia pediátrica, cuándo visitarla con mi hijo enfermo

35704002 - physicians and little boy icon diseases, diagnostics, heart defects
35704002 - physicians and little boy icon diseases, diagnostics, heart defects

Emergencióloga pediatra. Emergencia del Hospital General de la Plaza de la Salud (HGPS)
¿Qué es un pediatra de emergencias? Un pediatra de emergencias es un especialista en el cuidado de los niños que han resultado accidentados o presentan una enfermedad de comienzo reciente.
El pediatra de emergencias ha recibido entrenamiento para atender una gama de problemas que requieren de actuación inmediata. Esos problemas son con frecuencia graves y pueden amenazar la vida.
Urgencia es todo problema médico – quirúrgico agudo que ponga en peligro la vida, un órgano o una función y que requiera de atención inmediata.
Emergencia es una situación critica de peligro evidente para la vida del paciente y que requiere una actuación inmediata. Normalmente estamos frente a una emergencia cuando la persona afectada esta inconsciente.
El concepto de urgencia de los padres está matizado por su grado de educación. Los padres con alta escolaridad identifican de manera más apropiada los problemas médicos de urgencia.
Los niños representan uno de los grupos más vulnerables en términos de morbimortalidad, lo cual es debido a las condiciones especiales en que se encuentran durante la etapa perinatal y la infancia, relacionados con los procesos biológicos de la reproducción, crecimiento y desarrollo.
Si su hijo tiene una enfermedad de comienzo rápido y repentino, una lesión o cuidados médicos especiales que requieren de atención urgente necesita acudir a emergencias.
El pediatra de emergencia trata los principales tipos de urgencias:
– Parada cardiorrespiratoria.
– Enfermedades o síntomas de aparición reciente o súbita, como fiebre alta o persistente, infecciones graves, dificultad respiratoria, dolor intenso, deshidratación, convulsiones y reacciones alérgicas.
– Lesiones importantes como fracturas, traumas craneales, quemaduras, ahogamiento accidentes de tránsito, caídas y otros accidentes.
– Intoxicaciones y sobredosis
– Complicaciones con enfermedades crónicas como asma, diabetes, falcemia, cardiopatías, entre otras enfermedades congénitas.
– Lesiones menores como heridas, mordeduras, picaduras de animales, torceduras y cuerpos extraños (oídos, nariz, vías digestivas).
La sala de emergencias constituye el área de primer contacto entre el paciente y el hospital.
Una de las causas que favorecen que los pacientes acudan al servicio de emergencias o urgencias pediátricas es tener solidez profesional en la respuesta con bases científicas, transmitir la responsabilidad, servicio rápido (24 a 72 horas) y la posibilidad de realizar interconsultas a especialidades determinadas.
El pediatra de emergencia o urgencia pediátrica es experto en las siguientes áreas:
– Diagnóstico y tratamiento de urgencias médicas. A menudo requieren de técnicas y procedimientos especiales.
– Proporcionar tratamientos y cuidados médicos que son exclusivos de los niños desde el primer día de vida hasta la mayoría de edad.
– Detectar problemas en los niños que son incapaces de quedarse tranquilos y cooperar.
– Disminuir el dolor y la ansiedad que las emergencias pueden ocasionar en el niño y los familiares.
– Realizar investigación y enseñanza de medicina pediátrica de urgencias.
Es importante, como padres, tener conocimientos de si la emergencia pediátrica que visitamos cuenta con el personal capacitado y los equipos necesarios para la atención de un paciente que puede llegar estable o en estado de gravedad, de ese recibimiento oportuno dependerá la evolución satisfactoria de nuestro paciente, así como derivar posterior a la atención en la emergencia a la consulta correspondiente si fuera necesario.