Empresa china da oportunidades a sus empleados de volverse accionistas

Sunny Optical es ahora un gigante de US$22 mil millones que suministra lentes a Samsung y Xiaomi.

En la mayoría de las grandes compañías del mundo está bastante claro quiénes son los millonarios: altos ejecutivos, personas de negocios y genios de la ciencia. ´Pero en la compañía china Sunny Optical Technology Group, cuyas acciones han escalado más rápido que cualquier otra en los índices mundiales de MSCI durante la última década, los empleados más ricos tienen la misma probabilidad de ser trabajadores de fábricas, conserjes y cocineros de la cafetería.
La decisión inusual del fabricante de lentes de entregar participaciones a sus primeros empleados, independientemente de su puesto, ha convertido a cientos de ellos en millonarios, según datos de Bloomberg. El valor de sus tenencias, no declarado anteriormente, se ha disparado ya que las acciones de Sunny Optical subieron más de 9,500% desde mayo de 2008, superando incluso la ganancia de 7,500% de Netflix Inc.

Fundada hace más de tres décadas por un extrabajador de electrodomésticos con una educación nivel secundaria y menos de US$10 mil prestados, Sunny Optical es ahora un gigante de US$22 mil millones que suministra lentes a los gustos de Samsung y Xiaomi. La creciente demanda de cámaras en teléfonos inteligentes, automóviles y aviones no tripulados impulsó una gran racha de ganancias para la empresa que se estima durará una década.

“Posiblemente Sunny Optical es el ejemplo más sobresaliente en términos de la riqueza generada para los trabajadores”, escribió en un correo electrónico Louis Putterman, profesor de la Universidad de Brown que se especializa en la economía china.

Si bien su enfoque respecto a las recompensas de acciones de los empleados puede ser atípico, el aumento de Sunny Optical es un excelente ejemplo del tipo de historia de éxito de alta tecnología que los diseñadores de políticas chinas están tratando de fomentar a medida que empujan a la economía hacia un modelo de crecimiento más sostenible. La compañía también subraya la cambiante cara de la riqueza en China, donde los actores de la industria tecnológica constituyen una proporción cada vez mayor de los millonarios del país, que según las estimaciones de Credit Suisse Group AG, aumentaron a 2 millones de personas el año pasado.
Los empleados adinerados de Sunny Optical se han beneficiado de la generosidad de Wang Wenjian, quien fundó la empresa en Yuyao, una pequeña ciudad en la costa oriental de China, en 1984. Cuando Sunny Optical se convirtió, de una pequeña empresa a una sociedad en la década de 1990, Wang tomó la rara medida de distribuir participaciones más allá de la alta dirección y luego organizar las participaciones en un fideicomiso que ahora tiene alrededor de 400 titulares y posee el 35% de la empresa cotizada en Hong Kong.

“Cuando se acumula dinero, las personas se separan; cuando el dinero se dispersa, la gente se une”, escribió Wang en un libro sobre la historia de Sunny Optical publicado el año pasado. La compañía, que confirmó que todavía tiene alrededor de 400 personas en su fideicomiso de empleados, se negó a poner a Wang a disposición para una entrevista.

Cocineros y conserjes. Dejando una participación de 6.8% para sí mismo en 1994, Wang permitió que los inspectores de calidad, cocineros de la compañía y limpiadores suscribieran acciones a un costo insignificante en función de su posición y años de servicio.

Sunny Optical no explicó cuántas acciones posee cada empleado y no está claro cuántos de ellos todavía están trabajando en la empresa, los datos de los registros regulatorios compilados por Bloomberg ofrecen una visión parcial de las extraordinarias fortunas que han acumulado.

Una mera participación del 0.013% en el fideicomiso de los empleados sería suficiente para atraer a un millonario. Excluyendo la propiedad combinada del 16 por ciento de cuatro directores en el fideicomiso, la tenencia promedio se traduciría en alrededor de 17 millones por empleado. Wang, de 70 años, quien se retiró de su cargo como presidente en 2012, todavía posee una participación del 3.7% valorada en más de 800 millones, según el ranking de millonarios de Bloomberg.
Sunny Optical, que tuvo una oferta pública inicial en Hong Kong en 2007, ahora emplea a más de 28 mil empleados de tiempo completo distribuidos en cuatro sitios de producción en China, y oficinas en Norteamérica, Japón, Corea del Sur, Singapur y Taiwán.

Las acciones han continuado su rally en 2018, subiendo un 66% para ubicarse entre los mejores en el índice de referencia Hang Seng de Hong Kong. Las acciones de Sunny Optical subieron un 6.1% el pasado 5 de junio.

Las ganancias de la compañía se han multiplicado debido a que los usuarios de teléfonos inteligentes, obsesionados con las selfies, impulsaron la demanda de cámaras con resoluciones de imagen más altas. La compañía también se está beneficiando del creciente uso de cámaras en los automóviles para respaldar las funciones de seguridad, así como el uso de componentes ópticos en los drones.

Sunny Optical “superó los obstáculos, transformándose de un fabricante de lentes de bajo costo en un innovador proveedor de soluciones de lentes, lo que contribuye a impulsar el precio de sus acciones”, dijo Phelix Lee, analista de Sunwah Kingsway Capital Holdings en Hong Kong, quien califica las acciones.