Empresario franco-libanés inculpado por “caso Karachi” fue detenido

PARÍS. AFP. El empresario franco-libanés Ziad Takieddine, varias veces inculpado en el marco de un escándalo de corrupción llamado “Karachi”, fue detenido preventivamente el jueves por la policía francesa, que sospecha que trató de huir de Francia, informaron fuentes cercanas al caso.  

Las fuentes precisaron que Takieddine, que estaba en libertad pero sometido a un estricto control judicial que le prohibía salir del país, había conseguido obtener un pasaporte diplomático de la República Dominicana.  

La justicia francesa investiga una posible financiación oculta de la campaña presidencial de Edouard Balladur en 1995, mediante presuntas retrocomisiones en el marco de contratos de venta de armamento a Pakistán.  

En la época, Balladur era primer ministro y el expresidente Nicolas Sarkozy ministro de Presupuesto y portavoz de campaña presidencial de Balladur, quien perdió la elección, ganada entonces por Jacques Chirac.  

La justicia se interroga asimismo sobre un eventual vínculo de este caso con un atentado cometido en Karachi en mayo de 2002, en el que murieron 15 personas, 11 de ellas francesas. Una de las hipótesis es que el atentado sería una represalia por el cese del pago de comisiones ligadas a contratos de armas a partir de 1995.  

Contactado por la AFP, Dominique Penin, abogado de Takieddine, rehusó hacer comentarios respecto a su detención preventiva, alegando el secreto del procedimiento.  

Una fuente judicial precisó a la AFP que la fiscalía de París abrió una instrucción a principios de mayo por los cargos de “corrupción de agente público extranjero” y “estafa”. 

Ziad Takieddine está inculpado en el marco del caso Karachi por encubrimiento de abuso de bienes sociales. Los jueces sospechan que él habría cobrado comisiones con motivo de contratos de venta de armamentos firmados en 1994 pudieron servir para una eventual financiación ilícita de la campaña de Balladur.  

Bajo control judicial, Takieddine hizo varias demandas para que le fuese devuelto su pasaporte, pero las mismas fueron rechazadas.  

El nombre de Takieddine ha sido citado asimismo en una investigación judicial iniciada en 2012 por “blanqueo y corrupción” relativa al decomiso de 1,5 millón de euros en efectivo que él transportaba cuando regresaba de Libia el 5 de marzo de 2011.  

El empresario afirmó varias veces que tiene pruebas de una financiación ilícita por parte de Libia de la campaña presidencial de Nicolas Sarkozy en 2007. En abril se abrió al respecto una investigación judicial.