En contra visión Trump sobre cambio climático

Cambio climático exacerbará los desastres, la guerra y la migración

La comunidad de inteligencia de Estados Unidos está en desacuerdo con la Casa Blanca sobre las amenazas que enfrentan los Estados Unidos por el cambio climático.
Las agencias de inteligencia de la nación están advirtiendo, en la evaluación anual de amenazas mundiales, de la inestabilidad global si el cambio climático continúa sin interrupción, según un informe presentado para una audiencia el martes de la semana pasada ante el Comité Senatorial de Inteligencia del Senado de Estados Unidos.

“Los impactos de las tendencias a largo plazo hacia un clima más cálido, más contaminación del aire, pérdida de biodiversidad y escasez de agua probablemente alimentarán el descontento económico y social, y posiblemente la conmoción, hasta 2018”, señala el informe.

El informe de inteligencia describe cómo las temperaturas más cálidas exacerbarán los desastres, la guerra, la escasez, la volatilidad económica y la migración.
Citando investigaciones que muestran que las actividades humanas han acelerado las extinciones en todo el mundo de 100 a 1000 veces las tasas normales, los analistas escriben que las pérdidas “pondrán en peligro los ecosistemas vitales que soportan sistemas humanos críticos”.
Documentos. Dos documentos de política recientes del Departamento de Defensa no mostraron tales alarmas sobre el calentamiento global, colocando a los militares nominalmente en línea con las acciones del Presidente y revirtiendo una posición adoptada por el Pentágono del presidente George W. Bush en 2008.

El mundo se ha calentado casi un grado Celsius (1,8 grados Fahrenheit) en el último siglo, impulsado por las emisiones industriales de gases de efecto invernadero, de acuerdo con la Evaluación Nacional del Clima 2017 de Estados Unidos.

El presidente Donald Trump calificó el calentamiento global como un “engaño chino” para perjudicar a las manufacturas estadounidenses y rechazó el Acuerdo de París, por lo demás unánime, para reducir la contaminación por carbono.
En su presupuesto para 2019 publicado el lunes pasado propuso eliminar los esfuerzos científicos relacionados con la energía y diplomáticos destinados a estudiar o abordar las causas o consecuencias del cambio global.
El Acuerdo de París fue negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP 21) por los 195 países miembros, adoptado el 12 de diciembre de 2015 y abierto para firma el 22 de abril de 2016 para celebrar el Día de la Tierra.

Según él mismo declaró, abandona el Acuerdo de París para ayudar a las industrias de petróleo y carbón.
El 1 de junio de 2017, el presidente Donald Trump anunció la retirada de Estados Unidos de este acuerdo, dadas sus promesas de campaña en pro de los intereses económicos de la nación.
Todos los demás países del mundo reiteraron su compromiso y comunicaron que no se iban a retirar del acuerdo aunque Estados Unidos lo hiciese.
Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2 grados Celsius.
El Acuerdo de París es considerado por muchos expertos como el logro ambiental más importante de la historia por su alcance global y sus objetivos a largo plazo.


COMENTARIOS