En defensa de la agenda escolar

Un buque que ha cobrado tamaño en los últimos años, como se diría que ha ocurrido con el sistema educativo, debe navegar rectamente bajo un capitán, sin importar quien, que unificando criterios de competentes técnicos de áreas al servicio de la causa educativa, decida las estrategias y medios operativos para llegar a puerto seguro. El Estado no se ha perdido en eso. Ha sido ecléptico y realista reservando espacio a la discusión y a escuchar iniciativas de actores de la enseñanza antes de tomar decisiones y consagrando por ley un efectivo ejercicio centralizado de autoridad para evitar en la mayor medida posible, que muchas cosas anden manga por hombro. Regir el crecido andamiaje docente, sostenido por mayor porcentaje presupuestal que antes, es tarea delicada y fundamental. Los maestros están en el gran compromiso de facilitar el objetivo para beneficio absoluto de la sociedad.
No es ocioso repetirlo: llevar reclamos salariales u oponerse a decisiones legítimas del Ministerio de Educación al extremo de la desobediencia o de la insistencia en interrumpir la docencia, equivale a infligir daños al numeroso alumnado del sector público que no es, en modo alguno, la contraparte en conflictos con las autoridades correspondientes, sino inocente víctima colateral. Entidades y personalidades de sobrado prestigio en el campo educativo y fuera de él, deploran el enfrentamiento y defienden el principio de autoridad.

En el aniversario del diario El Día

Al llegar a sus 16 años de presencia en la comunicación, el periódico El Día ha sobrepasado expectativas por la confianza que inspira en la opinión pública, en la variedad y calidad de su material informativo, con páginas de espacios abiertos a los diversos criterios de sus articulistas y fijando el suyo propio con responsabilidad y preocupación por los problemas nacionales. Su circulación certificada lo sitúa cada mañana en manos de gran número de lectores.

Gracias a lo moderno de su impresión y diseño, El Día celebra su cumpleaños con imagen renovada. Un mejor traje para el excelente contenido, obra del equipo humano que dirige José P. Monegro, calificado sucesor de don Rafael Molina Morillo que llenó de honores su vida y su carrera. Felicitaciones para quienes hacen posible un diario que es motivo de orgullo.