En esta habitación podrás dormir bajo el agua

El Muraka promete una experiencia única.

Si siempre sueñas con el mar, seguro es porque te hace falta conocer esta habitación, donde puedes dormir bajo el agua junto a corales y peces.
La habitación, llamada Muraka (coral en el idioma local dhivehi) se encuentra en Las Maldiva y se inaugurará a finales de este año. Su construcción costó 15 millones de dólares y la experiencia de dormir dentro del mar está en los 50 mil dólares por noche más impuestos.

“El Muraka promete una experiencia única que no está disponible en ningún otro lugar del mundo”, indicó a Bloomberg el arquitecto del proyecto Ahmed Saleem.

Esta habitación está protegida por túneles con vidrios transparentes que permiten a los hospedados apreciar la belleza natural bajo el mar.

Aunque no es la única habitación en el mundo de este tipo, el arquitecto de este proyecto se preocupó mas por crear una experiencia completa que por diseñar una habitación única e icónica.

La habitación, que pertenece a la empresa Conrad Maldives Rangali Island, es el primer bungalow submarino de la región.
Los clientes son llevados hasta la habitación en una lancha ya que está separada de las otras villas de la playa de Conrad y los bungalows sobre el agua para que sus residentes no tengan que ver a otros humanos o poner un pie en tierra firme durante sus vacaciones, si así lo desean.

Cuatro mayordomos viven en una estructura cercana para dar servicio a los huéspedes durante todo el día. Los clientes también tienen acceso a un chef que prepara su comida, así como a un entrenador físico y a un servicio de spa por 90 minutos al día.

Su estructura está hecha de acero, hormigón y acrílico, con uno de sus niveles está por encima del agua y otro por debajo de ellas. Tiene espacio para nueve huéspedes y cuenta con un gimnasio.
Uno de sus pisos tiene dos dormitorios, un baño con regadera con vista al mar, una terraza orientada hacia el sol y una piscina de borde infinito en donde los huéspedes pueden bajar a través de una escalera de caracol o en un ascensor.

Una cúpula de acrílico separa el dormitorio y la sala de estar de un arrecife. El baño, con sus paredes y techo transparentes, se siente como una pecera. La privacidad no es un problema, a menos de que los peces te hagan sentir intimidado, además de que la profunda oscuridad bajo el agua puede hacerte sentir como perdido en el mar.
Sin embargo, Conrad no es la única empresa en hacer estas habitaciones. En Dubai, el desarrollador Klenienst ha estado desarrollando una comunidad de casas parcialmente sumergidas llamadas caballitos de mar flotantes dentro del grupo de islas conocido como el Corazón de Europa. El proyecto fue anunciado en 2015 y se esperaba que concluyera en 2016; sin embargo, solo tres de estos hogares se han completado hasta la fecha.

Según una fuente local de noticias, una de ellas se hundió cerca del Burj Al Arab, otra “cayó al mar mientras se transportaba al sitio y la tercera sobrevivió como un prototipo que se está estabilizando con sacos de arena.

Crear una residencia bajo el agua es un desafío, en el mejor de los casos. Pero Conrad Maldives Rangali Island adquirió experiencia gracias a Ithaa, el famoso restaurante submarino del complejo, donde los comensales disfrutan varios platillos bajo un túnel de acrílico transparente.


COMENTARIOS