En La Otra Banda, de Santiago, se quejan por bancas

En el barrio hay muchas bancas de lotería y de apuestas

La junta de vecinos La Voz de la Comunidad del sector de La Otra Banda, de Santiago, está preocupada por la proliferación de las bancas de apuestas y de loterías, ya que en la barriada ni siquiera existe una biblioteca donde la población estudiantil pueda detenerse a leer un libro.
El presidente de la junta de vecinos, Bienvenido Peralta Rojas, dijo que es penoso lo que se evidencia al ver la desproporción de bancas en comparación con los centros de recreación que necesitan los niños y los jóvenes del barrio.

“Es preocupante porque los juegos de azar han crecido en contraste a los niveles de recreación y cultural; esas bancas de loterías y apuestas han crecido desproporcionadamente, violando la ley”, afirmó el dirigente comunitario.

A pesar de que la ley que regula a los consorcios operadores de las loterías, sus agencias y las bancas afiliadas establece que entre una banca y otra haya una distancia de al menos 400 metros lineales, en el sector La Otra Banda, de Santiago, estos negocios proliferan como la verdolaga.

En este sector existen cientos de bancas de loterías y de otras apuestas. Solo en la calle principal hay cerca de treinta y muchas de ellas están a tan solo veinte y cincuenta metros de distancia una de la otra, en franca violación a la ley que rige este juego.

Sin embargo, en toda la comunidad no hay una biblioteca pública. Además, con mucha dificultad los jóvenes se recrean en el parque don Nicolás Vargas y en una cancha de baloncesto, como únicos lugares de sano entretenimiento.

La población más adulta solo tiene como pasatiempo y recreación aprovechar el parque y el club cultural Mirador Yaque, que a veces es utilizado para celebrar cumpleaños, así como las iglesias de diferentes denominaciones cristianas.

El presidente de la Junta de Vecinos se quejó también de que mientras las bancas de lotería son cerradas a las 9:00 de la noche, la policlínica que funciona en la comunidad solo brinda servicio hasta las 4:00 de la tarde, por lo que de acuerdo al dirigente comunitario pareciera que los juego de azar son más importantes que la salud de la gente.


COMENTARIOS