Encuesta Gallup-Hoy: Para el 62% de los ciudadanos sentencia TC no es antihaitiana

Seis de cada10 dominicanos y dominicanas (62%) consideran que la controversial sentencia 168-13, del Tribunal Constitucional, no es antihaitiana, según los resultados de la última encuesta Gallup-HOY. Pero para el 30.4% de los adultos ese fallo sí es antihaitiano. Esta sentencia traza las pautas sobre la nacionalidad dominicana en el contexto de los hijos de […]

Seis de cada10 dominicanos y dominicanas (62%) consideran que la controversial sentencia 168-13, del Tribunal Constitucional, no es antihaitiana, según los resultados de la última encuesta Gallup-HOY. Pero para el 30.4% de los adultos ese fallo sí es antihaitiano.

Esta sentencia traza las pautas sobre la nacionalidad dominicana en el contexto de los hijos de extranjeros indocumentados.

El estudio de opinión pública también encontró que el 68% de los consultados dijo que los haitianos indocumentados que vinieron a trabajar en la industria azucarera desde 1929 deberían ser favorecidos con una amnistía que legalice su estadía.

El 25%, por el contrario, entiende que las personas con esas condiciones no deben ser favorecidas con una amnistía.

El veredicto dictado el 23 de septiembre de 2013 fue evacuado en respuesta a un recurso de revisión de amparo interpuesto ante el TC por Juliana Deguis Pierre contra la Junta Central Electoral, dado el fallo de la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Monte Plata, que negó que se le otorgara la cédula de identidad y electoral.

La ciudadana Deguis Pierre, hija de inmigrantes haitianos, nació en la República Dominicana.

Quienes más apoyan la amnistía son los ciudadanos de la zona metropolitana, con un 73%, y le siguen los del Norte y del Sur, con 66%, y los del Este, con 60%.

El fallo del TC provocó el rechazo de distintos sectores locales y del Gobierno haitiano, entendiendo que se trata de una herramienta que pretende desnacionalizar a los hijos de haitianos nacidos en el país.

El presidente Michel Martelly afirmó que ese dictamen era “una solución jurídica humanamente inaceptable”, y al mismo tiempo la diplomacia haitiana se movió en los organismos internacionales en busca de una posición de consenso que rechazase, como en efecto, la sentencia 168-13.

Sobre las quejas haitianas, la encuesta encontró que el 74% de los ciudadanos estima que con ese comportamiento Haití se ha portado de manera inamistosa frente a la República Dominicana.

Un 18% de la población cree, sin embargo, que la referida actitud es la que le corresponde al vecino país para defender a los descendientes de haitianos nacidos en territorio dominicano.

Para el 76.2% de los residentes en la zona metropolitana la posición haitiana es de pocos amigos frente al país, lo que también percibe el 74% y 71%, respectivamente, de las personas residentes en las regiones Norte, Sur y Este.

A los ciudadanos encuestados también se les preguntó si han escuchado hablar de la sentencia 168-13.

La mitad de la población (55%) respondió que sí ha escuchado hablar del citado fallo, y un 35% respondió que no. Apenas un 0.7% dice que la leyó.

Discriminación. Más de la mitad de la población (58.5%) cree que los haitianos son discriminados en el país, aunque un 40.6% considera que no.

En las regiones del país donde es más alta la percepción de que se les discrimina es en la zona metropolitana y en la región Norte, con 62%.

En ambas zonas hay una gran concentración de inmigrantes haitianos que trabajan en la industria de la construcción y en la agricultura.

En la región Este, donde se concentró una próspera industria azucarera cuya principal mano de obra era de origen haitiano, el 52% de la gente percibe que los haitianos son discriminados.

El 48% de la población de la región Sur considera lo mismo. De igual modo, el 45.3% de la población tiene la creencia de que la sociedad dominicana trata a los haitianos residentes en el país de forma menos correcta y respetuosa que a las demás personas; un 43.4% percibe que el tratamiento es igual, y un 10% considera que se les trata más correcta y respetuosamente que a las demás personas.

Prohibir que entren. Una amplia mayoría de los ciudadanos (83%) estima que el Gobierno debe prohibir la entrada de más inmigrantes haitianos. Solo el 15% entiende que no debe impedirla, de acuerdo a los resultados del estudio de opinión aplicado en todo el país del 24 al 28 de enero de este año.

Los haitianos representan la mayor población inmigrante en la República Dominicana. Según la Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes, realizada por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), en 2012 la población de extranjeros era de aproximadamente 768,783 personas, de las que 668,145 correspondía a ciudadanos haitianos.

Los inmigrantes haitianos eran contratados por la industria azucarera desde la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo; luego comenzaron a insertarse, sobre todo a principios de la década de 1990, en la agricultura y la construcción.

Opiniones divididas. Por otro lado, la encuesta Gallup-Hoy arroja que las opiniones están divididas en torno al rol que deben jugar las autoridades con relación a los haitianos indocumentados. Para el 48.5%, estos ciudadanos deben ser sacados del país. El 46.2% estima que se les debe dar la oportunidad de legalizar su estatus.

El 56% de los adultos consultados en la zona metropolitana y las regiones Sur, Norte y Este, entienden que el Gobierno debe repatriar a los haitianos ilegales, estén trabajando o no.

Asimismo, un 11% de la población considera que se debe repatriar a todos, estén legal o ilegalmente en el país. Sin embargo, el 18% opina que solo deben ser repatriados aquellos que no estén trabajando, sin importar su situación legal; el 7.2% considera que el Gobierno debe dejar que los haitianos vivan tranquilamente en el país, no importa su estatus.

Los responsables. A los adultos también se les preguntó quién es el principal responsable de la presencia de los inmigrantes haitianos indocumentados.

El 42.6% respondió que el Gobierno dominicano, porque los deja entrar; el 28% opinó que los propios haitianos que huyen de la miseria de su país, y el 27.6% estima que los responsables son los empresarios que los emplean.

Son dominicanos. Más de la mitad de la población (58.2%) entiende que son dominicanos los hijos nacidos aquí de padres haitianos indocumentados.

El 39.6% de la población consideran que no son dominicanos. Esta opinión de la mayoría de la gente difiere del espíritu de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, la cual establece que no tienen derecho a la nacionalidad dominicana los hijos de extranjeros indocumentados.

De acuerdo con la sentencia 168-13, a los ciudadanos nacidos en el país de padres extranjeros en tránsito no les corresponde la nacionalidad dominicana.

Actas de nacimiento. El 74% de la población favorecería que se les entreguen sus actas de nacimiento y cédulas, y se les reconozcan iguales derechos que a los dominicanos, a los hijos de haitianos que estén legalmente en el país, según la encuesta. Sin embargo, un 23% de la población no estaría de acuerdo con esa propuesta.


COMENTARIOS