Energía eólica y solar serán 50% generación de electricidad 2050

eocnomia. paneles solares. energia eolica, energia solar, energia del viento
eocnomia. paneles solares. energia eolica, energia solar, energia del viento

Para mediados de siglo el uso de carbón para la generación de electricidad mundial se reducirá del 38% al 11%, ya que los costos comparativos se desplazan fuertemente a favor de la energía eólica, solar y de las baterías.
La energía eólica y solar están en camino para aumentar a casi “50 para el 50” y representar el 50% de la generación mundial de electricidad en el año 2050 gracias a las reducciones abruptas de los costos y la llegada de baterías más baratas que permitirán almacenar y descargar electricidad, cumpliendo con los cambios en la oferta y la demanda.

Bloomberg New Energy Finance (BNEF) publicó su análisis anual a largo plazo sobre el futuro del sistema eléctrico mundial, titulado New Energy Outlook (NEO) 2018. El informe de 150 páginas se basa en una investigación detallada realizada por un equipo de más de 65 analistas de todo el mundo, incluyendo el sofisticado desarrollo de sistemas de potencia país por país y de la dinámica de costos en evolución de diferentes tecnologías.

Las perspectivas de este año son las primeras en destacar el enorme impacto que la caída de los costos de las baterías tendrá en el mix de electricidad en las próximas décadas.
El BNEF predice que los precios de las baterías de iones de litio, los cuales han bajado casi un 80% por megavatio-hora desde 2010, continuarán cayendo a medida que la fabricación de vehículos eléctricos se desarrolle a lo largo de la década del 2020.

Seb Henbest, director de BNEF en Europa, Medio Oriente y África y autor principal de NEO 2018, dijo: “vemos US$548 mil millones invertidos en temas de capacidad de baterías para 2050, dos tercios de eso en el nivel de la red y un tercio instalado detrás del medidor en hogares y empresas”.

“La llegada de un almacenamiento de baterías económicas significará que cada vez se ve más posible ajustar la entrega de electricidad de energía eólica y solar, de modo que estas tecnologías puedan ayudar a satisfacer la demanda incluso cuando el viento no sopla y el sol no brilla. El resultado será que las energías renovables tomarán más parte del mercado existente de carbón, gas y energía nuclear”.

El NEO 2018 prevé una inversión global de US$11.5 billones en nueva capacidad de generación de energía entre 2018 y 2050, de los cuales US$8.4 billones se destinarán a energía eólica y solar y otros US$1.5 billones a otras tecnologías sin carbono como la hidráulica y la nuclear.

Esta inversión producirá un aumento de 17 veces en la capacidad solar fotovoltaica mundial, y un aumento de seis veces en la capacidad de energía eólica. Se pronostica que el costo nivelado de la electricidad, o LCOE (siglas en inglés) de las nuevas plantas fotovoltaicas caerá un 71% más para 2050, mientras que el costo de los molinos eólicos disminuirá un 58% más. Estas dos tecnologías ya han visto reducciones de LCOE de 77% y 41% respectivamente entre 2009 y 2018.

Elena Giannakopoulou, jefe de economía energética en BNEF, dijo: “El carbón emerge como el mayor perdedor a largo plazo. Al ser vencido por el costo de la energía eólica y fotovoltaica para la generación de electricidad a granel, y las baterías y el gas por su flexibilidad, el futuro sistema eléctrico se reorganizará en torno a las energías renovables más baratas, por lo que el carbón será presionado hacia un menor uso”. El papel del gas en la mezcla de generación de energía evolucionará, con la construcción de estaciones de gas y su uso cada vez mayor para proporcionar respaldo a las energías renovables.


COMENTARIOS