Engaño a CORDE en venta de Los Tres Brazos fue doble

9A_El País_30_2,p01

En el negocio de compra-venta de Los Tres Brazos, las 11 personas sometidas a la justicia no solamente subvaluaron en RD$80 millones terrenos del Estado valorados en $200 millones, sino que para pagarlos, sobrevaluaron otros inmuebles que ofertaron como dación de pago a la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (CORDE), según la acusación que les hace la Procuraduría General de la República.
Se trata de dos apartamentos ubicados en Los Alcarrizos, que terminaron en manos de Proyecciones Inmobiliarias GOWI, por pago de comisión de venta.
GOWI es la empresa de Juana Inés Gómez Williams, que sirvió de intermediaria en la venta que hizo CORDE a la empresa INFEPA, propiedad de sus hermanos Carlos y Julio César Gómez William, y por lo que obtuvo una muy buena tajada del pastel.
El “tumbe” a CORDE De acuerdo con la investigación de la Procuraduría general de la República, de los $80 millones acordados por la venta, la empresa estatal terminó cobrando solamente $20 millones.
Revela que INFEPA acordó pagarle a CORDE en efectivo y en especie. El primer pago en efectivo fue de $4 millones, y posteriormente hizo otros dos pagos más de $2 millones cada uno. Indica que Los $72 millones restantes INFEPA se comprometió a pagarlos de la siguiente manera: $36 millones con cuatro inmuebles; $34 millones con pagarés, y $2 millones para el pago de unos trabajos aún no determinados.
Los inmuebles. Los cuatro inmuebles a ser entregados a CORDE por el valor de $36 millones serían: un solar en Guavaberry valorado en $14 millones; dos apartamentos en Las Caobas; y una Villa que era propiedad de una empresa de Julio César.
El solar estaba hipotecado a nombre de José Enrique de Pool Dominici, y además era de una empresa suya. Los dos apartamentos, de 33 metros cuadrados cada uno, fueron valorados en $750,000 ( que equivale a US$450 el metro) cuando en realidad por el lugar en que están ubicados, valen unos RD$200,000.
Pero además, dichos apartamentos estaban a nombre de unas empresas relacionadas con De Pool Dominici y fueron dados en dación de pago a INFEPA, quien a su vez pagó con ellos a CORDE, pero bajo el entendido de que serían entregados para pagar la comisión por venta a GOWI, cuya propietaria, Juana Inés, es hermana de los dueños de INFEPA.
Señala que de ninguna de las empresas a nombre de la cuales están registrados los dos apartamentos, existe una sola asamblea autorizando esos inmuebles en dación de pago; “solo hay un poder de una de ellas a De Pool Dominici autorizando para vender, pero eso no es suficiente”, resalta la investigación.
Dos nombres nuevos. Según la investigación, CORDE nunca recibió ni recibiría los apartamentos, que se quedarían en manos de Juana Inés a través de su empresa GOWI, que además de ella tiene como accionistas a Yapur y Lisette Gómez Dumit.
Resalta que Yapur además es accionista de TITULATEC, la empresa de De Pool Dominici; lo mismo que eran los dueños de INFEPA, Carlos y Julio César Gómez Williams, de GOWI al momento de todas estas operaciones.