“Esfuérzate un poco más”

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????
??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Consciente de las limitaciones económicas de su familia y de las escasas posibilidades de pagar los estudios en una universidad privada, Carlos Rosario, 26 años, enfocó todo su esfuerzo en aprovechar al máximo el tiempo, y logró, simultáneamente, estudiar en horas diurnas en un liceo, tomar clases de tecnología en el Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) y asistir al Centrode Tecnología Universal (CENTU)a recibir clases de Servidores, de ocho a diez de la noche.

Al final de la extensa y agotadora jornada de cada dia, el joven Rosario llegaba a su hogar, no precisamente a conciliar el sueño y recuperar energías, sino a hacer las tareas del día. Este hábito de estudio y el deseo inquebrantable de superarse, lo convirtieron en un excelente estudiante, dedicado y responsable, logrando obtener calificaciones meritorias.

Con esa responsabilidad sobre sus hombros, acariciando el anhelado sueño de obtener una beca al finalizar la secundaria para asistir a una institución académica privada, Carlos José Rosario Hernández se esforzó cada día para alcanzar el éxito y lograr ser Ingeniero en Tecnología de la Información y Comunicaciones. Su experiencia en el ITLA y UNIBE fue la califica de inolvidable, pues siempre se empeñó en mantener un excelente índice académico. Otro aspecto gratificante es que tuvo muy buenos amigos.

“En la adolescencia fui tímido en algunos aspectos; sin embargo, esta condición nunca limitó mi deseo de superación. Como la mayoría de los jóvenes, practiqué algunos deportes, como el Baseball y el Running”.

Carlos es el resultado de la educación, esfuerzo y la dedicación que le bridaron sus padres. “Gracias a Dios cuento con una madre maravillosa y un padre muy responsable, que siempre me han brindado apoyo emocional incondicional. Ellos han sido el motor que mueve constantemente mi deseo de superación cada día.”

Decidió estudiar la carrera de Tecnología de la información y comunicaciones, “primero por pasión y segundo porque la tecnología brinda un desarrollo empresarial continuo en la medida en que las organizaciones incorporan la sistematización a sus procesos de información y se vuelven más eficientes, lo cual repercute en la rentabilidad de sus inversiones”.

Trabajo, estudios. Siendo recién egresado del ITLA como Tecnólogo en Redes de la Información, Rosario iniciósu carrera con la oportunidad que le brindó la empresa GCS-Systems (tPago) en el año 2010. Con varias certificaciones internacionales en la industria de tecnología, formó parte del Departamento de Tecnología de la Información, y continuó sus estudios de Ingeniería en Tecnología de la Información y Comunicaciones en UNIBE.

Trabajar y estudiar contribuyó a su constante crecimiento, “permitiéndome la promoción a diferentes posiciones de trabajo junto a un equipo de profesionales que hoy en día considero como familia. En esta empresa he tenido la oportunidad de formar parte de muchos proyectos de gran impacto para el desarrollo y el crecimiento de la misma, algunos de los cuales han sido las certificación PCI (Payment Card Industry) durante 3 años seguidos, así como también formar parte del equipo de seguridad de la información e infraestructura, contribuyendo con el desarrollo y la puesta en producción de múltiples servicios o soluciones tecnológicas innovadoras para el beneficio de nuestra gran diversidad de clientes.
¿Planes inmediatos? El joven emprendedor aspira a incursionar en la visión estratégica en tecnología y las tendencias en el desarrollo de las aplicaciones, orientadas a los negocios y la nueva economía.“Una vez me encontré con la frase de Norman Vincent Peale, la cual acogí de manera muy personal: “Formula y estampa en tu mente una imagen indeleble de ti mismo teniendo éxito. Mantén esta imagen tenazmente. Nunca permitas que se desvanezca.

Oportunidades para jóvenes “Una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida ha sido ingresar a estudiar al ITLA. Es una realidad lamentable que en nuestro país las oportunidades para la juventud son escasas, pero esto no debe detenernos. Como joven siempre tuve muy claro de los obstáculos que debía enfrentar; sin embargo, mi actitud para encarar la situación fue la que me movió hasta conseguir lo que consideré necesario hacer para poder crecer como profesional y de la misma manera contribuir al bienestar de mi familia. Soy un beneficiario de las escasas oportunidades. Esfuérzate un poco más.

Considero que República Dominicana tiene miles de jóvenes con deseos de superación y con mucho talento. Creo firmemente en que el Estado dominicano debe prestar mayor atención a la educación en el país, continuando con el apoyo a Instituciones tales como el ITLA e INFOTEP, y del mismo modo expandirlas por todo el territorio, de manera que sean mayores las posibilidades y las oportunidades para la juventud de estratos sociales de escasos recursos que desean con ansias poder alcanzar sus sueños y mejorar las condiciones socioeconómicas en que viven”.


COMENTARIOS