España inicia el proceso exhumar restos de Franco

People stand around the tomb of former Spanish dictator Francisco Franco inside the basilica at the the Valley of the Fallen monument near El Escorial, outside Madrid, Friday, Aug. 24, 2018. Spain's center-left government has approved legal amendments that it says will ensure the remains of former dictator Gen. Francisco Franco can soon be dug up and removed from a controversial mausoleum. (AP Photo/Andrea Comas)
People stand around the tomb of former Spanish dictator Francisco Franco inside the basilica at the the Valley of the Fallen monument near El Escorial, outside Madrid, Friday, Aug. 24, 2018. Spain's center-left government has approved legal amendments that it says will ensure the remains of former dictator Gen. Francisco Franco can soon be dug up and removed from a controversial mausoleum. (AP Photo/Andrea Comas)

El Gobierno español inició ayer el procedimiento legal que permitirá la exhumación de los restos de Francisco Franco del polémico Valle de los caídos, el complejo monumental donde está enterrado el dictador desde su muerte en 1975.
“Un país que mira al futuro debe estar en paz con su pasado. Vamos a exhumar los restos de Franco con todas las garantías y escuchando al resto de grupos parlamentarios. El Gobierno actúa con serenidad para devolver la dignidad a las víctimas del franquismo y a la democracia”, indicó ayer el jefe del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez. Al término del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, indicó que espera que la exhumación del cadáver del general Franco, en el poder en España desde 1939 hasta su muerte, se produzca antes de “final de año”. El Ejecutivo aprobó un decreto que modifica la Ley de Memoria Histórica de 2007, una fórmula con la que pretende blindar la exhumación de Franco desde el punto de vista legal, para evitar que eventuales recursos puedan hacerla descarrilar. La familia tendrá un plazo de 15 días para decidir dónde quiere trasladar sus restos y, en caso de que no se pronuncien o lo rechacen, será el propio Gobierno quien fije su destino.