España pasa de zaga a liderar crecimiento países avanzados

zaga

España ha pasado de estar a la zaga a ser el país con mayor crecimiento entre las naciones más avanzadas de los países industrializados.

Las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostican un crecimiento de 2,6% para el año 2017, luego de un crecimiento de 3,2 por ciento en 2016. Para el 2018, el crecimiento de la economía española esperado por el FMI es de 2,1 por ciento.
De este modo, España aparece como la economía desarrollada que mejor evolución registrará este año entre las grandes y superará en nueve décimas la media estimada para la eurozona (+1,7 por ciento).

No obstante, crecerá menos que otras economías avanzadas más pequeñas como Islandia (+5,7%), Malta (+4,1%), Luxemburgo (+3,7%), Irlanda (+3,5%) o Suecia (+2,7%). Según se informó ayer, el Consejo de Ministros de España aprobará la próxima semana una revisión al alza de las previsiones de crecimiento económico para el ejercicio 2017. Hasta ahora se había fijado en el 2,5% y pasará a ser del 2,7%.
En consecuencia, España seguirá liderando el crecimiento económico mundial, tal y como ha hecho durante los últimos dos años, cuando los únicos países industrializados que crecieron más que España tenían menos de 10 millones de habitantes: Nueva Zelanda, Suecia, Israel, Luxemburgo, Irlanda, Islandia, Eslovaquia, y República Checa, según publica el Diario El Mundo.
La economía de los otros miembros del club de 39 naciones que el Fondo considera «economías industrializadas» se están comportando mucho peor que la de España.
En ese grupo hay países que sistemáticamente crecen menos -casi todos los de la Eurozona, y, en especial, Alemania y Holanda.
Además del FMI, el Banco de España también prevé un crecimiento por encima de ese 2,5%, y hace unas semanas fijó su previsión en el 2,8%. Más allá, hasta el 3%, la lleva el equipo de estudios económicos de BBVA Research, que esta semana presentó su informe Situación España del segundo trimestre del año; y desde el propio Ministerio de Economía se reconoce en privado que el crecimiento final de PIB estará más cerca de ese 3% que del 2,5% oficial.
Estas cifras están sustentadas, en primer lugar, en una demanda interna que sigue siendo “fuerte”, según explica el FMI. A ello, BBVA Research añade que se ha producido una aceleración en las exportaciones a pesar del Brexit; que existe una «incipiente aceleración de la actividad del sector inmobiliario»; y constata un crecimiento en la inversión en maquinaria y bienes de equipo.


COMENTARIOS