Estabilidad de precios y tasas estables

2D_Economía_27_2,p01

La estabilidad de precios y las bajas tasas de interés han permitido subsistir a los pequeños negocios de provisiones, afirmó el presidente de la Confederación del Comercio de Provisiones y Pymes de la República Dominicana, Gilberto Luna.

Expuso que esos dos elementos le han dado un soporte al sector para crecer y sostenerse, a pesar de la gran competencia que enfrentan con las grandes cadenas de supermercados.

Indicó que las tasas de interés eran de un 18 y un 20% antes y actualmente son de alrededor del 12%.

Resaltó que la estabilidad de precios contribuye a que el pequeño y mediano comerciante no se descapitalice.

“En los últimos 10 años la estabilidad de precios y las bajas tasas de interés nos han dado el soporte para continuar creciendo y manteniendo la venta al detalle y mantener la presencia que tenemos en la economía, a pesar de la grandes desventajas y competencias que tenemos con los comercios grandes”, dijo.
Otro tema que ha ayudado al sector son los delivery; las ventas de tarjetas de recarga de las compañías de telecomunicaciones; bancas de lotería y la diversificación de los productos que ofrecen.

También que los beneficiarios de solidaridad compran en los colmados y esto ha dado un gran soporte porque alrededor de nueve mil personas compran anualmente más de RD$9,200 millones.

Destacó que el comercio en provisiones sigue con sus altas y bajas, pero han realizado una serie de transformaciones desde la pulpería y ventorrillos, hasta los súper colmados, surtidoras, bodegas y almacenes.
Indicó que los colmados son parte de la vida de los dominicanos, donde no solo salen a comprar sino también a socializar.

Expuso que todavía predomina el fiao, es decir, que esto le da un papel económico y social preponderante a los colmados.
Luna indicó que existen más de 80 mil colmados, que crean más de 200 empleos directos y 600 mil indirectos.

Resaltó que la gran competencia del sector son las grandes cadenas de supermercados, las cuales se instalan en los barrios. Pero todavía el 70% de las ventas nacionales son al detalle.