Estado de Derecho y ¿de derechos humanos?

El concepto“Estado de  Derecho”  surgió en  Alemania luego de la segunda Guerra Mundial (1945). Sirvió para que el Estado alemán se subordinara al aparato jurídico y de este modo, se restableciera como nación después de su devastación económica.

 

Para 1980, el término se colocó con fuerza en los discursos políticos a nivel mundial y sigue vigente en América Latina.  Esta tendencia está directamente vinculada con la globalización económica y la certidumbre jurídica que necesitan las grandes corporaciones para invertir capital, tratando de evitar con ello, un aparato legal que pueda  afectar los intereses económicos de las empresas

 

De acuerdo con Elías Díaz (1966)[1]el Estado de Derecho es “la institucionalización jurídica de la política; pero nunca debe confundirse con democracia, justicia, igualdad o derechos humanos, pues según Joseph Raz,[2] un Estado que presente serias violaciones a los derechos humanos y donde exista una realidad de pobreza extrema, puede ceñirse a los requerimientos del Estado de Derecho (donde sus ciudadanos dependen de las leyes) pero no se puede hablar de democracia.

 

En el caso de la República Dominicana, el Articulo  7mo de la constitución,promueve   un Estado de Derecho   y democracia social  y  se fundamenta    en el respeto a  la dignidad  humana y los derechos  fundamentales; sin embargo, un estudio realizado en el 2005 por Fundfor the Peace, coloca a este país del Caribe  en el  numero 19 dentro de las naciones con altas  posibilidades de convertirse en Estado Fallido.  Esta noticia reflejala retórica democrática  de muchos Estados de América Latina,  evidenciando sus desigualdades y desequilibrios internos.

 

Imperio de la ley y criminalización de la protesta social. Históricamente, a la juventud dominicana le ha tocado liderar los procesos revolucionarios y de cambio en el país. También les ha tocado enfrentarse a las acciones arbitrarias del Estado y sufrir las agresiones y represiones de los gobiernos a través del maltrato policial y el acoso legal que promueve el Estado de Derecho.

 

En los últimos años, las y los líderes juveniles han desarrollado diversas acciones para manifestarse en contra del sistema político  y han vivido nuevas y diversas formas de criminalización de la protesta.  En el año 2008, un conjunto de jóvenes universitarios y líderes de diversos movimientos juveniles (como La Multitud,  ToyJarto,  Forjando Patria –actual REDNAJOVEN-, entre otros) convocaron al evento denominado “La Otra Feria, la verdadera República Dominicana” que cuestionaba los supuestos logros del los gobiernos de Leonel Fernández Reyna (periodos 1996-2000/ 2004-2008).  Uno de los organizadores, Hecmilio Galván, fue apresado por el gobierno de turno.

 

El 7 de febrero del  2009, se realizó en el Parque Enriquillo la protesta social llamada “Un zapatazo contra la corrupción”, que buscaba manifestarse en contra de la impunidad y el mal uso de los recursos públicos.  La Policía Nacional trató de impedir el desarrollo de la misma argumentando que no se contaba con un permiso oficial y que la legislación dominicana prohíbe y penaliza la ridiculización pública de la figura del presidente. Lanzó gas pimienta y propinó golpes a diversos manifestantes y dirigentes juveniles.

 

En septiembre del 2012, un grupo de activistas se manifestó en Cotuí para exigir que el Estado dominicano anule el contrato de concesión con la mina de otro transnacional Barrick Gold. Un joven de 17 años murió a manos de la policía y 19 personas resultaron heridas. En diciembre de ese mismo año, miembros de la Policía Nacional Dominicana asesinaron al joven Willy Florián Ramírez, quien protestaba en contra de la reforma fiscal en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

 

Actualmente, la Red Nacional de Acción Juvenil (REDNAJOVEN) se encuentra intimada por el director del Consejo Nacional de Competitividad, Andrés Van Der Horst Álvarez, por supuestamente difamar a algunos funcionarios públicos en el marco de la campaña contra la corrupción y la impunidad  denominada “Paren eso” .

 

Todas estas represiones están protegidas por leyes que buscan garantizar el “orden público”, “la paz” y “la seguridad ciudadana”, quedando los derechos humanos ,y concretamente el derecho a la protesta, criminalizado y castigado por el poder legal y el Estado de Derecho.

 

¿Qué puedes hacer para que la protesta no sea un crimen?

 

1.      Incrementa tu participación ciudadana. Manifiéstate y expresa tu opinión.

2.      Apoya cualquier acción que busque el bien común y que obligue al Estado a cumplir su rol de garante de derechos humanos.

3.      Exige que todas las  leyes respondan a las demandas y necesidades de la mayoría de la población.

4.      Desobedece cualquier ley que limite o irrespete los derechos humanos.

5.      No pierdas las esperanzas de un mundo/país mejor.

 



[1] Díaz, Elías (1966). Estado de derecho y Sociedad democrática. Editorial Cuadernos para el Diálogo. Madrid, España.

[2]Raz, Carbonell & Vázquez (2002). Estado de Derecho: Conceptos, Fundamentos y democratización de América Latina. España.


COMENTARIOS