Estrategias para ser una mujer líder exitosa

2C_¡Vivir!_08_1,p01

El término empoderamiento femenino se empleó por primera vez en el año 1995 durante la Conferencia Mundial de las Mujeres de Naciones Unidas, celebrada en Beijing -China-, para visibilizar la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.
Pero ¿ha logrado la mujer su independencia económica? ¿Ocupa posiciones de poder tanto a nivel público como privado? ¿Son las mujeres y hombres tratados en igualdad de condiciones a nivel laboral?
El estudio “Desigualdades entre mujeres y hombres en todos los ciclos de vida”, del Centro de Estudios de Género del Intec, señala que la mujer recibe solo el 83.8 % del salario que reciben los hombres. Incluso, cuando desempeñan la misma posición los salarios son inferiores.
No obstante, debe reconocerse que son notorios el rápido progreso y ascenso que experimentan muchas mujeres en diferentes roles directivos, lo que representa un buen indicador. Sin embargo, a la hora de querer desarrollar sus competencias y habilidades directivas, muchas ejecutivas tienen que verse en la obligación de optar por programas tradicionales y predecibles, que responden a los patrones típicos, y que no parten de una perspectiva de género. Veintitrés años después de que se hablara de empoderamiento femenino, las profesionales dominicanas Linda Valette, Lara Guerrero, Maridic Ramírez y Milca Peguero han diseñado, en conjunto con el Departamento de Educación Permanente del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), el diplomado Desarrollo de Competencias en Mujeres Líderes, enfocado en mujeres en posiciones de liderazgo, cargos gerenciales y ejecutivos.
El programa, cuyo lema es “ejerciendo influencia, poder y autoridad desde una perspectiva femenina” tiene como objetivo potenciar las destrezas directivas de las mujeres para que generen mayor impacto en sus organizaciones y círculos de influencia.


COMENTARIOS