Estrenan “La tragedia Llenas: un código 666”

POR JORGE RAMOS C.
Desde ayer se exhibe en las principales salas de cine del país la cuarta película dominicana de este año, “La tragedia Llenas: un código 666”, cuando todavía está en cartelera “Viajeros”.

Aunque la historia dirigida por  Elías Acosta trata de contar el horrendo crimen (con nombres cambiados) del niño José Rafael Llenas Aybar en 1996, ideado supuestamente por un primo suyo y su amigo, el filme resalta más las peripecias y hasta el intento de romance de dos periodistas extranjeros que investigan el caso paralelamente, personificados muy bien por Sharlene Taule y Frank Perozo. De modo que el jovencito Manuel Tarrazo, de 17 años, quien actúa tímidamente como la víctima infantil que para entonces tenía 12 años de edad, aparece en escasas escenas en la cinta adaptada de la novela de Juan Lockward.

Una actuación digna de destacar es la del joven Josué Guerrero como Moliné Rodríguez. Éste se supo adentrar con carácter en su personaje, tanto en gestos como en diálogos, superando con creces  a su compañero Fausto Rojas, quien hizo el papel de Redondo Llenas (primo de Llenas Aybar), principal acusado del crimen. Ambos guardan prisión en la cárcel de Najayo.

Uno de los elementos mejor logrados de “La tragedia Llenas: un código 666”, es la fotografía, a cuya diversidad de ángulos le supieron sacar provecho, no así la dirección en todas sus partes, pues en ocasiones intenta salirse del drama y acercarse a comedia. Eso pasa en la escena en que la cómplice cubana de los argentinos (Karina Noble), entra al cuarto de hotel haciéndose la borracha para hacerle señas a un francotirador que está situado en un alto edificio cercano para evitar que asesinen a la periodista argentina.   

Por demás, hay veteranos actores en la película, como la propia Karina y su compañero en el filme, que no necesitan valoraciones. Lo mismo que Franklin Domínguez (el juez), Orestes Amador (el francotirador) y Pericles Mejía.

Entre la realidad y la ficción, fruto de la adaptación de una novela, será el público que determinará con su asistencia o no a los cines, el éxito de una historia que es bueno desempolvar para que atrocidades como esas no vuelvan a repetirse, sin importar que hable muy mal de la justicia dominicana y de nuestras instituciones. Lamentablemente esa es la realidad.

LA TRAMA

El afán de la pareja de periodistas, principal historia del guión, ella argentina y él colombiano, con acento y todo, es investigar la relación en el caso (si la hubo) del hijo y el esposo de la embajadora argentina Teresa Meccia de Palma, en cuanto a secuestro, ritos satánicos y hasta narcotráfico.

Al final queda la nebulosa que siempre ha rodeado a este vil asesinato de 34 puñaladas de un niño que ahora tuviera 22 años de edad, cosas que quedaron en el aire o se fueron con los documentos y pruebas que desaparecieron misteriosamente.    

La injusticia llegó tan lejos en la realidad de este suceso que consternó a la sociedad dominicana, que los diplomáticos que resultaron implicados fueron protegidos por la sombra de la Convención de Viena para apelar a su inmunidad y poder huir del país hace diez años.

MÁs datos 

Título: “La tragedia Llenas: un código 666”

Género: Drama

Duración: 100 minutos

Director y guionista: Elías Acosta

Productor ejecutivo: Ángel George Lockward

Fotografía: Elías Acosta

Banda sonora: Isaías Acosta

Editor: Adiel Domínguez

Productor de línea: Fernando Medina 

ELENCO PRINCIPAL:

Frank Perozo

Sharlene Taule

Orestes Amador

Karina Noble

Fausto Rojas

Josué Guerrero

Manuel A. Tarrazo

Franklin Domínguez

Pericles Mejía