Estudio sugiere mayor control de calidad para sector agua

A nivel rural propone construir acueductos para cubrir a toda la población

Entre las sugerencias para mejorar el sistema de agua potable y saneamiento del país están la implantación de políticas de vigilancia y control de calidad para las aguas de consumo humano y residuales que protejan la salud y la calidad del medio ambiente, así como implementar el contrato de desempeño para asegurar el uso correcto, eficiente y transparente de los recursos disponibles.
Estas medidas están contenidas en el Monitoreo de los Avances del País en Agua Potable y Saneamiento (Mapas), elaborado por el ingeniero Leonardo Mercedes Matos para el Banco Mundial.
El estudio también sugiere la creación de un fondo especial para agua y saneamiento y cambiar el modelo actual de gestión de los servicios de agua potable y saneamiento por otro enfocado en la provisión de calidad, satisfacción del usuario y sostenible, eficiente, transparente y participativo.

También desarrollar proyectos dirigidos a cubrir el déficit de cobertura de servicios que permitan alcanzar las metas establecida en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). Además implantar un sistema de información sectorial con indicadores sobre cobertura y calidad de servicios, para la planificación, monitoreo y evaluación sistemática del desempeño del sector.

Otras propuestas son la rehabilitación y mejoramiento de los sistemas de operación para aumentar la eficiencia y capacidades, mejorar la calidad y ampliar la cobertura.

El documento plantea que se ponga fin al fecalismo (defecar al aire libre) en el país, tomando en cuenta la inmigración fronteriza, así como educación sanitaria, ambiental e higiene en las comunidades para contribuir al desarrollo de buenas prácticas y de una nueva cultura del agua.

Otra propuesta es revisar exhaustivamente la gestión comercial de los operadores mediante la eliminación de deficiencias y malas prácticas, incluyéndose la implementación de sistemas de facturación y cobro más eficientes y de incentivos, a fin de aumentar las recaudaciones.
En esa línea, diseñar e implantar un régimen tarifario, basado en costos operativos, de ampliación de los servicios, de reemplazo de infraestructura y de subsidios a los más vulnerables.