Estupendo encuentro

06_08_2018 HOY_LUNES_060818_ Opinión10 A

La República Dominicana fue sede, y la Junta Central Electoral anfitriona, de la XXXII Conferencia de la Asociación de Organismos Electorales de Centroamérica y del Caribe. Dos días de intenso, necesario y fructífero intercambio con los representantes de los organismos electorales de Antigua y Barbuda, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Jamaica, Panamá, Santa Lucía, Puerto Rico, con el pleno del Tribunal Superior Electoral dominicano y de la JCE, permitieron cumplir con los presupuestos establecidos en el Protocolo de Tikal, firmado en Guatemala en septiembre del año 1985. En ese protocolo está el origen de esta emblemática asociación, auspiciada por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos-IIDH- y su Centro de Asesoría y Promoción Electoral -CAPEL- que ostenta la Secretaria Ejecutiva. La inclusión de dos invitados especiales abonó el encuentro: Patricio Santamaría Mutis presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral de Chile y Manuel Carrillo Poblano, el veterano coordinador de Asuntos Internacionales del Instituto Nacional Electoral (INE) de México. Lamentable la ausencia de Guatemala y Nicaragua, tal y como destacara Julio César Castaños Guzmán, presidente de la JCE, presidente pro tempore de la asociación, quien tuvo a su cargo la Conferencia “Independencia de los Órganos Electorales.”
La eficiente Secretaría Ejecutiva estableció tres grupos para los talleres de trabajo, con los temas: “Independencia de los Organismos Electorales frente a los Poderes del Estado”, “Independencia de los Organismos Electorales frente a los Partidos Políticos y la Sociedad Civil” e “Independencia de los Organismos Electorales frente a la opinión pública y a los medios de comunicación”. La plenaria y el debate fueron enriquecedores. Los recurrentes dilemas, la incomprensión de la dimensión de la función que desempeñan los órganos electorales en los distintos países, aunque esta vez fue resaltada la convicción de avances, aciertos y preservación del sistema democrático, a pesar de los embates, retos y objetivos por cumplir. Durante más de 30 años la región intenta recorrer el camino democrático y los organismos electorales son fundamentales para garantizar la travesía.
La experiencia de Panamá con los medios digitales y los procesos electorales fue expuesta por el magistrado del Tribunal Electoral Alfredo Juncá Wendehake. Propuso que el Pacto Ético Digital vigente en su país se extienda a los países miembros de la asociación.
“La autonomía de los organismos electorales como entidades especializadas. Oportunidades y riesgos” título de la conferencia pronunciada por el siempre bien ponderado Secretario de CAPEL, José Thompson Jiménez, uno de esos amigos institucionales imprescindible, como sugirió el presidente de la JCE, es un referente para entender la cuestión electoral en Sur, Centroamérica y el Caribe. En el texto está la razón de la existencia de los organismos electorales en este lado de la Tierra, llámese Tribunal, Consejo, Corte, Jurado, Comisión, Junta, Cámara, Instituto. Está el motivo para la creación de entidades autónomas que sirven para organizar, administrar, dirigir, los procesos electorales. El director recalca el momento histórico de la firma del Protocolo de Tikal, rubricarlo fue una actitud optimista, atrevida, que 33 años después pervive. Cree que en lugar de acentuar aquello que falta por hacer debe subrayarse lo que sí se ha hecho. La discusión posterior permitió revaluar conceptos y si bien la violencia y desigualdad en la región fueron más que comentadas, sin dudas la tendencia a la participación electoral masiva confirma que el sufragio iguala. La aseveración remite a la tercera edición del Diccionario Electoral-IIDHCAPEL- y a la reflexión sobre la calidad de la democracia que exige, para validar su vigencia, elecciones libres, limpias, periódicas, competitivas y efectivas como mecanismo de selección de los gobernantes. Agrega: “Un régimen no deja de ser democrático cuando su sociedad presenta altos niveles de pobreza, así como un régimen autoritario no abandona esa condición para transformarse en democracia cuando presenta rendimientos económicos y sociales positivos”. (página 89)
La más antigua organización electoral del planeta continúa fortaleciéndose, se prepara para los desafíos. La presidencia pro tempore asumió el compromiso con entusiasmo y promete una excelente rendición de cuentas para el próximo encuentro, sede Panamá.