EUU ve “ridículo” que Cuba tache de acto subversivo la expansión de Internet

Internet en Cuba

Washington.- EE.UU. consideró hoy “ridículo” y “absurdo” que Cuba considere un acto subversivo la iniciativa del país norteamericano de crear un grupo de trabajo para expandir el acceso a internet y los medios independientes en la isla.

“Es absurdo que el acceso a internet se considere un acto subversivo, estamos en desacuerdo con eso, es ridículo, y el 7 de febrero tendremos la reunión (del grupo de trabajo)”, indicó hoy la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Además, confirmó haber recibido la nota de protesta que este miércoles envió la Cancillería cubana, en la que se denuncia que EE.UU. busca con esa iniciativa “violar de modo flagrante” su soberanía y “manipular internet para llevar a cabo programas ilegales con fines políticos y de subversión”.

Preguntada al respecto en su rueda de prensa diaria, Nauert afirmó que todos están de acuerdo en que “hacer que la información llegue al público es algo bueno”. “Queremos que tengan un amplio acceso a internet, y Cuba no es la excepción. El bajo índice de penetración de internet en Cuba no es un secreto, lo han abierto un poco pero no al nivel que deberían”, agregó.

En la nota de protesta, Cuba había pedido a Estados Unidos que “cese sus acciones subversivas, injerencistas e ilegales” contra la isla. Pero Estados Unidos no atenderá este llamado que considera “ridículo” y mantiene la primera reunión pública del grupo de trabajo de promoción de internet en Cuba prevista para el próximo 7 de febrero.

El pasado 23 de enero EE.UU. anunció la creación de este grupo, que es una de las medidas del memorando en el que el presidente Donald Trump fijó su política hacia la isla, que paralizó la apertura sin suspender las relaciones diplomáticas.

El grupo lo integrarán personas de dentro y fuera del Gobierno de Estados Unidos y su objetivo será la “promoción del flujo informativo libre y no regulado en Cuba”, según informó entonces el Departamento de Estado en una breve nota.

Para ello, examinará los retos tecnológicos y oportunidades de expandir el acceso a internet y los medios independientes en la isla. La Cancillería cubana considera que esta iniciativa atenta contra “la estabilidad y el orden constitucional”, y exhorta al Gobierno estadounidense a “respetar la soberanía” de la isla.

“Cuba continuará regulando el flujo de información como es su derecho soberano y como es práctica en todos los países, incluidos los Estados Unidos”, advierte.

Además, La Habana asegura que “seguirá avanzando en la informatización de su sociedad, como parte del desarrollo del país y en función de los objetivos de justicia social que caracterizan a su Revolución”.

Las relaciones de Estados Unidos y Cuba pasan por un momento muy delicado porque el Gobierno estadounidense acusa al cubano de saber quién perpetró en 2016 y 2017 los supuestos ataques acústicos a 24 de sus funcionarios en la isla y no decírselo, además de no haberlos protegido adecuadamente.