Hoy Digital

Evidencian que vínculo entre pobreza y embarazo adolescente frena el desarrollo humano en el país

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó su Informe Nacional de Desarrollo Humano (INDH) 2017,  “El Embarazo Adolescente: un Desafío Multidimensional para Generar Oportunidades en el Ciclo de Vida”.

El informe analiza los vínculos entre pobreza y embarazo adolescente, explorando las oportunidades de desarrollo humano y progreso en el país para las jóvenes, sus familias y comunidades para lograr mayores niveles de bienestar y vidas dignas.

Los resultados que arroja el Informe reafirman que existe un vínculo entre la pobreza y el embarazo adolescente, con repercusiones específicas en áreas tales como logros educativos, formación e inserción laboral, salud sexual y reproductiva, embarazos subsiguientes, expectativas y planes de vida, conformación de la unidad familiar y estabilidad de las uniones, y responsabilidad de la parejas o padre biológico del primer hijo/a.

El estudio revela que existe un alto costo de oportunidad asociado al embarazo a temprana edad, en comparación con las adolescentes que postergan esta decisión para una edad más avanzada. Es decir, las mujeres que se embarazan más tarde ingresan más fácilmente a la población económicamente activa, tienden a casarse con una persona con mayor nivel educativo y residen en un hogar con mayor cantidad de perceptores de ingresos.

Asimismo,  en los hogares donde sólo hay mujeres con embarazos durante la adolescencia se registra un menor porcentaje de afiliación al seguro de salud (49% vs. 72.9% de los hogares de control). En adición, los hijos/as de las mujeres embarazadas adolescentes tienen una posibilidad de fallecimiento infantil 3.9 veces superior al que tienen las mujeres embarazadas a partir de los 20 años, según el Informe.

En relación a temas educativos, las madres adolescentes tienen una mayor probabilidad de abandonar los estudios debido al embarazo. El 32% de las  jóvenes entrevistadas declaró que no se inscribió o asistió a la escuela durante el año escolar en que se embarazó por causa de ese evento, mientras que un 15% afirma que la razón fue la unión.

Otra dimensión que resalta en el análisis es el tema del acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y su relación inversa con la probabilidad de embarazo adolescente: la joven que se embarazó en la adolescencia tiene 48% menos posibilidades de tener acceso a las TIC, en comparación con la mujer que se embarazó a una edad posterior a la adolescencia.
“Lo que buscamos con este documento es aportar ideas, propuestas y recomendaciones partiendo del enfoque de desarrollo humano menos sectorializado y desde  un abordaje integral, con políticas públicas coordinadas y especializadas que permitan al país encaminarse hacia un desarrollo humano más inclusivo y sostenible. Pero sobre todo un desarrollo humano de calidad, consonante con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, señaló el coordinador residente de las Naciones Unidas en República Dominicana, Lorenzo Jiménez de Luis.