Ex director de Migración ve “infructuosas” medidas del Presidente para control fronterizo

José Ricardo Taveras. HOY/Pedro Sosa
José Ricardo Taveras. HOY/Pedro Sosa

El ex titular de la Dirección General de Migración José Ricardo Taveras, calificó hoy como infructuosas las medidas anunciadas por el presidente de la República, Danilo Medina, para ejercer un control fronterizo adecuado.

Taveras, de la Fuerza Nacional Progresista, indicó que anunciar una política de control fronterizo sustentada en la movilización de soldados, cámaras, drones y vehículos de todoterreno, “no aportan absolutamente ninguna novedad en el control fronterizo”.

Agregó que las medidas antes citadas forman desde hace años parte de los “placebos con que se trata de tranquilizar las legítimas inquietudes de la población por la ausencia del Estado en la frontera”.

“Hace años que el CESFRONT (Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre) usa drones como juegos de Atari, porque ninguna herramienta de control electrónico de frontera tiene sentido si no forma parte de un sistema integrado a un centro remoto de comando, control y monitoreo al cual sea referida en tiempo real la geo-localización del tráfico de personas, mercancías, equipos de transporte o cualquier otro tipo de instrumento utilizado para violar la integridad de la frontera”, dijo.

Resaltó que Medina tampoco se refirió a la reconstrucción de la carretera internacional que, a su juicio, es clave para el desplazamiento de tropas y efectiva movilización operativa de todo mecanismo de control fronterizo.

Además, citó que el gobernante tampoco mencionó el hecho de haber tomado las precauciones presupuestarias para que esas políticas puedan ser efectivas, pues, no ganamos nada con asignar helicópteros, vehículos y personal que luego no pueden ser movilizados por falta de combustible o soldados que nunca disfrutan de dietas.”

El también ex diputado ponderó positivamente que el presidente llamara la atención sobre el empleo de mano de obra extranjera ilegal, aunque a su entender olvidó el cumplimiento de la disposición de 80/20. Remarcó que “la ley entra por casa”, y que aunque el gobierno contrata las obras públicas, comience por exigir a sus contratistas la contratación de su personal en la proporción que manda el art. 135 del Código de Trabajo, “porque nobleza obliga”.

Rendir cuentas. En otro orden, Taveras lamentó que el presidente Medina “haya perdido, una vez más”, la oportunidad de rendirle cuentas a su nación sobre las razones que lo han hecho desmentir, a través de las políticas de su gobierno, las líneas maestras que trazara en su discurso de La Habana y su deber de ser un celoso guardián de la soberanía nacional.

Resaltó que el jefe del Estado debió informar porqué, a su entender, el Gobierno violó la ley el año pasado al disponer administrativamente una extensión del plazo del estatus migratorio de los extranjeros acogidos al plan de regularización, al tiempo que ha ordenado dotarlos de residencia permanente, en contravención de la Ley 285-04 y del art. 39 del Decreto 327-13, que ordena que los mismos estarían sujetos a renovación o cambio de categoría de conformidad con la ley.

¿Porque hacer eso si el 99% de los beneficiarios tienen el perfil legal de trabajadores temporeros?, se preguntó.

“Es tiempo de que el presidente informe porque su gobierno impulsó y aplica una ley inconstitucional, la 169-14, mediante la cual, en contravención al art. 18, 19 y 184 de la Constitución y de las disposiciones de la Sentencia 169/13 del Tribunal Constitucional, ordenó acreditar la nacionalidad dominicana, en vez de naturalizar a ciudadanos extranjeros beneficiados y a registrar sus nacimientos en el registro civil dominicano, otorgando además, una disimulada amnistía migratoria y eventual naturalización a los hijos de todos los extranjeros ilegales nacidos en cualquier tiempo hasta el 2014”, señaló.