Exalcalde y exencargado de nómina condenados a prisión

A001

El exalcalde de San Francisco de Macorís Félix Manuel Rodríguez Grullón y el exencargado de nómina Jerson Lizardo fueron encontrados culpables de las acusaciones de malversación de fondos y condenados a cinco y ocho años de prisión y al pago de una indemnización de 5 y 10 millones de pesos.
En tanto la extesorera Fiordaliza Genao y la señora Ana Bovier, esposa de Lizardo, fueron descargadas por el Segundo Tribunal Colegiado de la Cámara Penal de la provincia de Santo Domingo.

El exalcalde, el exencargado de Nómina, su esposa y la extesorera, fueron acusados de un desfalco de más de 400 millones de pesos en el ayuntamiento.
La acusación fue presentada por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa, fundamentada en una auditoría practicada por la Cámara de Cuentas.
El grupo fue acusado de desfalco, robo, asociación de malhechores, prevaricación, entre otros delitos.
La condena fue dada a conocer ayer tarde por el tribunal colegiado presidido por el magistrado Eduardo de los Santos y establece que será cumplida en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Vista al Valle, de San Francisco de Macorís. Tiene efectos suspensivos, hasta tanto transcurra el plazo de los sentenciados para apelar.
En espera de…Decenas de dirigentes barriales y estudiantiles acudieron temprano a Santo Domingo para escuchar la sentencia, anunciada para la tarde. Estuvieron en vigilia en las inmediaciones del tribunal.
El Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) saludó la decisión, aunque esperaba una condena más contundente.
Raúl Monegro, vocero nacional del Falpo, declaró que además el tribunal debió ordenar la confiscación de los bienes mal habidos contra los responsables del desfalco.
Dijo que aun así, de todas maneras es un triunfo del pueblo de San Francisco de Macorís, de los sectores representativos que clamaban por justicia contra “este vil robo de los recursos del municipio”.
Señaló que seguirán vigilantes para que en los recursos “que interpondrán” los condenados no impere la impunidad, sino la justicia.