Expertos piden cese estigma a personas tienen lepra

El presidente del Patronato de Lucha Contra la Lepra, Inc (P.D.L.C.L.L), Donato Peña Mirabal, juramentó al nuevo Director General del Instituto Dermatológico Dominicano y Cirugía de Piel “Dr. Huberto Bogaert Díaz” (IDCP), Dr. Victor Pou Soares, quien desempeñaba funciones de jefe del departamento de Flebología, miembro del consejo de enseñanza y coordinador de la Residencia de Dermatología de esa institución. Fuente externa 15/04/2016

La lucha contra la lepra en la República Dominicana podría sufrir un revés si persiste la discriminación y el estigma contra las personas que padecen esta enfermedad, aseguró ayer el doctor Víctor Pou Soares, director del Instituto Dermatológico y Cirugía de Piel Doctor Huberto Bogaert.
El año pasado se registraron 123 casos nuevos. Durante más de cinco décadas en el país han sido diagnosticados cientos de casos de lepra, con 91% de estos dados de alta.
Las autoridades insisten en la necesidad de que las personas no sean discriminadas por tener una enfermedad o una condición. Esto lleva a que no quieran recibir atención médica, por temor al estigma.
En la actualidad, el país tiene una tasa de prevalecía de 0.24 casos por cada diez mil habitantes, explicó, lo que significa que República Dominicana se mantiene muy por debajo del parámetro establecido por las autoridades locales e internacionales. Está establecido que debe haber un caso por cada diez mil habitantes para ser considerada en control.
Además de lograr estar por debajo de lo establecido, el país enfoca sus esfuerzos en su eliminación, asegura el doctor Pou Soares
“Preocupa el estigma que pueden llegar a sufrir los pacientes que padecen esta enfermedad arriesgando el logro alcanzado hasta ahora en el país en esta materia, ya que las personas con lesiones en la piel podrían decidir no acudir a procurar asistencia médica por temor a ser discriminados”, expresa.
No hay razón para temer a esta enfermedad, ya que se cura con tratamiento médico ambulatorio y gratuito. La lepra es poco contagiosa, su período promedio de incubación es de cinco años.
“En algunos casos los síntomas pueden aparecer en un año, pero también pueden llegar a tardar hasta 20 años. De ahí la necesidad de seguir aunando todos los esfuerzos en el bien de la población más vulnerable”.
Las autoridades recordaron que el propio papa Francisco en 2017 llamó a luchar contra la discriminación del mal de Hansen como también se le denomina a la lepra, “esta enfermedad, aunque está en vía de desaparición, todavía está entre las más temidas y golpea a los más pobres”.


COMENTARIOS