Exportar más: un reto ineludible

El país está compelido a exportar más cantidad, calidad y variedad. Es un reto ineludible. La licenciada Yahaira Sosa Machado, viceministra de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, le pone límites y proporciones a ese desafío. Desde ahora y hasta 2020 -sentencia- el país debe incrementar en un 50% sus exportaciones actuales, pero ahí no termina la cosa. Parte del desafío es diversificar la producción exportable y colocarla en mercados que aún no aprovechamos.
Nuestros vecinos caribeños, por ejemplo, representan un gran mercado de demanda al que sacamos tímido provecho. Debemos conquistar más de esos consumidores, destinando hacia ellos más cantidad, variedad y calidad. Debemos ponernos en condiciones de sacarle más beneficio al intercambio con Centroamérica, aprovechando las ventajas recíprocas de por lo menos dos tratados comerciales.
Tenemos que ir por más. En otras regiones del mundo, no tan cercanas como el Caribe y Centroamérica, hay consumidores que debemos conquistar. Diversificar y expandir no es elegible. Lo imponen las condiciones de nuestra economía y la necesidad de empujar hacia adelante una industria cada vez más competitiva, que nos permita saltar de la condición de exportador neto de materia prima a la de vendedor de bienes terminados.

Rectificar es de sabios

Desde que el Ministerio de Educación anunció cambios en los uniformes escolares, advertimos que el cambio brusco afectaría a las empresas textileras que abastecen al Estado de la ropa escolar. Hoy insistimos en el tema porque persiste la situación que esas empresas enfrentan con los inventarios de tejidos propios de los uniformes anteriores. Los argumentos del Ministerio de Educación, de que no habría perjuicios por el cambio brusco, no acaban de convencer a las empresas en el trance.
Creemos que no costaría mucho aplazar este cambio para evitar dañar a las mipyme textileras perjudicadas por la situación. Un cambio brusco de uniforme no influirá para nada en la calidad de la enseñanza, que es lo necesario. En cambio, podría perjudicar a muchas pequeñas empresas. Rectificar es de sabios.