“Eyeliner” blanco, truco para iluminar la mirada

2C_¡Vivir!_07_Tendencias,p04

Durante los últimos veranos hemos visto cómo el delineado de ojos en atrevidos colores conquistaba las pasarelas y fiestas estivales. Sin embargo, un inesperado tono pisa con fuerza para convertirse en el rey del maquillaje durante estos meses. Y nada de oscuros… Pues resulta que la tonalidad que triunfa es el blanco.
El delineador claro viene dispuesto a llenar de luz tus ojos, porque puede que temas a esta tendencia, pero con ella conseguirás beneficios como una mirada más llamativa, visualmente más grande y luminosa. El delineado en este tono se ve precioso en la piel, sobre todo en las más oscuras.
Y además de iluminar tu mirada, resaltará tu expresión.
Una piel resplandeciente con efecto natural y juvenil, combina a la perfección con unos ojos en los que el blanco es el protagonista.

Cómo lograrlo
Para conseguir este efecto no necesitas exclusivamente un lápiz o delineador. Rebusca entre los productos y escoge una sombra blanca. Humedece el pincel delineador, rellena de sombra y traza una línea a ras de las pestañas superiores o inferiores. ¡Listo! Como toque final puedes matizar el delineado con polvos translúcidos para que el “eyeliner” dure intacto por más tiempo.

Mirar en blanco
Pero si prefieres usar un un producto de ojos específico blanco, en el mercado hay opciones de lápices y delineadores líquidos con fórmula altamente pigmentada y de textura cremosa, que ofrecen una aplicación precisa y facilitan el difuminado a ras de las pestañas y en la línea de agua del ojo.