Factores que impiden o determinan la adherencia terapéutica

Puede haber adherencia en cuenta.

Aproximadamente uno de cada dos pacientes crónicos no toma adecuadamente su medicación y la causa más frecuente es el olvido. Algunos autores lo denominan “descanso farmacológico” o “vacaciones terapéuticas”, porque los pacientes incumplen los fines de semana o descansan varios días y, si reaparecen los síntomas, retoman el tratamiento. Otros incurren en el cumplimiento de bata blanca, o sea, sólo toman la medicación unos días antes o después de visitar al médico. Esta situación afecta a todos los sectores etarios, sin embargo, el grupo de los adultos mayores es el menos adherente, por lo que aumentando las complicaciones y el fracaso terapéutico.
La no adherencia intencional o involuntaria se relaciona mayormente con la calidad de la información suministrada por el personal de salud: si el tipo de lenguaje utilizado es demasiado técnico o si los rasgos de la escritura son incomprensibles; por lo tanto, la comunicación debe basarse en el entendimiento de la carga emocional y económica que representa para el paciente y su familia el asumir la incertidumbre del diagnóstico y la necesidad de apegarse en la mayoría de los casos a un tratamiento continuo. La calidad del apoyo familiar y de los amigos, la capacidad psicomotora, la etapa del ciclo vital, el aislamiento social, el cambio de opinión sobre la imagen de sí mismo, el pronóstico y calidad de vida, limitación o restricción para realizar actividades y hábitos de su agrado, sumado a la duración del tratamiento (a mayor prolongación del tratamiento menor adherencia), son otras razones que merecen ser tomadas en cuenta.


COMENTARIOS