RD no hace suficiente bajar embarazos adolescentes

Foro Regional de Salud

La República Dominicana no hace suficientes esfuerzos para bajar la tasa de embarazo en las adolescentes, por lo que debe revisar sus intervenciones, afirmó Oscar Mujica, asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Al analizar los indicadores de desigualdad en este tema expresó “hay que revisar la progresividad de las intervenciones; la focalización de estas intervenciones y la cantidad de acciones sociales que se están haciendo para reducir los embarazos en las adolescentes”, dijo.
Expresó que los países tienen que comprometerse en metas explícitas para bajar la incidencia del fenómeno.
Mientras que Alejandro Solís, secretario del Consejo de ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (Comisca), destacó que los países de la región se han quedado insuficientes en analizar lo relativo a la desigualdad en materia de salud, ya que solo se centran en factores de riesgo y biológico, cuando debe abordarse elementos psicológicos, sociales y ambientales y dar explicación “por qué hemos fallados en nuestras intervenciones”.
Indicó que no solo se puede abordar la salud desde el punto del individuo, sino de lo social que tiene que ver con la sociedad, los consumos que muchas veces obedecen a factores de mercado y, mensajes de medios de comunicación que condicionan el uso de productos no saludables.
Afirmó que la región de Centroamérica tiene una epidemia de sobrepeso vinculado a hipertensión, diabetes y cardiopatías.
Indicó que se trabaja en un reglamento de advertencia nutricional para regular la información que se ofrecen en los productos.
Ambos técnicos hablaron del tema durante un encuentro del Comisca para analizar la situación del embarazo en las adolescentes desde la perspectiva social de la salud en la región, que ocupa el mayor porcentaje de mujeres que han tenido hijos antes de los 18 años.
Nicaragua con 28% y República Dominicana con 25% ocupan los primeros lugares. El foro estuvo encabezado por Solís Martínez y Rafael Sánchez, ministro de Salud de República Dominicana, quien ostenta la presidencia Pro-témpore.