FAMOSAS MASCOTAS DEL SÉPTIMO ARTE

A1

(y 2)

En la edición de ayer, vimos como los animales del mundo de la animación, como Mickey Mouse, La Pantera Rosa, el Gato con Botas ó Bugs Bunny, se han convertido en iconos populares de fama mundial.
Hoy tenemos, para finalizar la serie, otro grupo de mascotas del cine y de los videojuegos que son auténticas estrellas: Lassie, Beethoven, Flipper, Pikachú, Crash Bandicoot y más.

Lassie, la heroína. Conocida también como “la perra más famosa del mundo”, Lassie es un personaje de ficción al que varios canes de la raza collie interpretaron en diversas series y películas, aunque su origen está en en el cuento “Lassie Come Home” (1938) de Eric Knight, del que después se hizo una novela en 1940.
Dicha novela tuvo una adaptación homónima al cine en 1943. En total, hay en torno a 12 adaptaciones a la gran pantalla: una película de televisión, tres series con personajes de carne y hueso, una serie de animación y otra de anime japonés.
Curiosamente, aunque Lassie era una hembra, fue un macho, Pal, quien encarnó a la perra en varias de las películas y, a día de hoy, sus descendientes siguen haciéndolo.
En 1954 se inició la galardonada serie de televisión de la CBS Lassie, ganadora del premio Emmy y en la que, durante los siguientes 19 años, una sucesión de sucesoras de Pal aparecerían encarnando a personaje canino.
Este personaje ha aparecido en libros, radio, televisión, cine, juguetes, historietas, series animadas, juegos y en otros medios. Como dato anecdótico, está que los descendientes de la perra “Pal” aún hoy en día continúan dándole vida a Lassie, siendo actualmente la que lo hace un cachorro de la décima generación.
Crash Bandicoot. Crash es el nombre de un ratón marsupial al que el malvado Dr. Neo Cortex hizo evolucionar, volviéndolo más inteligente y, en teoría, obediente. Pero Crash se rebela, negándose a servir a los siniestros propósitos de Cortex, y escapa.

Así es como comienza la saga de videojuegos “Crash Bandicoot”, que creó la compañía Naughty Dog y publicó Sony Computer Entertainment, aunque ahora su desarrollo está a cargo de Activision. El primer juego salió en 1996, y la última entrega en 2017.

Su protagonista, Crash, ha sido reproducido en muchos chistes (memes) de internet y ha tenido apariciones o referencias en series como “The Simpsons” o “Friends”.
Beethoven, perro con nombre de músico. Sí, Beethoven fue uno de los compositores más célebres de la historia, pero también uno de los perros más famosos de la televisión, que de hecho recibió su nombre en homenaje al músico alemán.
Muchos recuerdan al cariñoso y divertido San Bernardo de la película homónima de 1992, un filme de comedia infantil y familiar.
La cinta tuvo repercusión suficiente como para tener varias secuelas: “Beethoven’s 2nd” (1993), “Beethoven’s 3rd” (2000), “Beethoven’s 4th” (2001) y “Beethoven’s 5th”, así como un remake independiente de la saga “Beethoven’s Big Break” (2008), con la continuación “Beethoven’s Treasure Tail” (2014) y el filme navideño “Beethoven’s Christmas Adventure” (2011).

Flipper, héroe marino. Nació en 1963, en una película homónima, y hubo otra en 1966. Sin embargo, fue la serie de televisión “Flipper”, de 1964 la que convirtió a aquel delfín en una estrella mundial. En 1995 se llevó a cabo una nueva serie que llevaba el mismo nombre.
Tristemente, como los delfines que protagonizaron la primera serie estaban todos amaestrados, se puso de moda capturar a estos animales. Este hecho, unido al trágico “suicidio” de una de las delfines que daba vida a Flipper, provocaron que su propio entrenador, Rick O’Barry, se convirtiera en un activista en favor de los animales marinos y fuese contra la propia industria para la que había trabajado.
Pikachú, ícono de una era. No es exactamente un animal, aunque está basado en algún tipo de ratón o roedor… ¡De color amarillo! Y, en cualquier caso, inconfundible y reconocible por prácticamente todo el mundo: Pikachú es la mascota de Pokémon y protagonista de varios juegos y animaciones. Son innumerables sus apariciones y referencias, incluso un globo suyo apareció en varios desfiles y eventos estadounidenses. De hecho, la Pikachurina, una proteína descubierta por investigadores de la Universidad de Osaka (Japón), se bautizó con ese nombre en honor a la agilidad del carismático pokémon.


COMENTARIOS