Felipe Polanco  gastó millones en alcohol

http://hoy.com.do/image/article/147/460x390/0/F2A498CA-87C7-4D37-AA24-C814FC0F7098.jpeg

JOSELIN RODRÍGUEZ
[email protected]
El comediante Felipe Polanco (Boruga) reconoce que no sabe con exactitud la cantidad  de dinero que se gastó mientras estuvo bajo el dominio del  alcohol.

Pero de lo que sí está seguro es que más de la mitad de los  beneficios que obtuvo en 34 años haciendo televisión los gastó en la calle, en su vicio, en tener autos bonitos, en “brindadera” y en mantener la apariencia.

“Yo ganaba mucho, pero  derrochaba  todo el dinero  queriendo impresionar a otros. Para ponerte un ejemplo, cuando a mí me iba bien ganaba hasta cien mil pesos en un mes y lo gastaba en irme a las discotecas y en la bebida. Gasté tanto que ni casa tenía, pues vivía alquilado o en la casa de mi familia”, explica el humorista en una entrevista que concedió a ¡ALEGRÍA!

Felipe asegura que había fines de semana en los que se ganaba entre 15  y 20 mil pesos por presentación y cuando retornaba a su hogar solamente tenía tres mil pesos en los bolsillos.

El humorista indica que debido a su adicción   se transformó en un ser impenetrable, prepotente y amargado, con el que no se podía conversar. Además de que destruyó su tercer matrimonio y se alejó de los amigos.

 “No me río de eso ahora. Todas mis vivencias y problemas los cuento en un libro que publicaré próximamente para que vean que el alcohol no te conduce a nada bueno, para que la gente entienda que los vicios te destruyen poco a poco y te vuelven más viejo”.

 Reflexionando en torno a su caso, Felipe indica que en esa época turbulentade su vida no osó probar las drogas, aunque según precisa, sí las conoció.

   “Parece que tuve la protección de Papá Dios para no caer en ese vicio; pero qué va, yo era un adicto al alcohol y lo que no me metí en drogas, lo tripliqué en ron y cerveza y vinos”.

Transformación.  Hace unos años, desde  que entregó su vida al Creador,  Felipe vive “una vida nueva”, Sufrió una transformación completa.

“Ahora soy un hombre más abierto. Antes era una pared de ladrillos, no hablaba con nadie, me creía  dueño del mundo. Mi misión es demostrar que el que sigue a Jesucristo es una persona alegre, llena de vida y proyectos”.

Felipe Polanco asegura que, contrario a lo que los demás puedan pensar, el cristiano no es un ser “aburrido”. Explica  que el creyente tiene la verdadera felicidad y múltiples motivos para sonreír al encontrarse con Jesucristo.

Producto de su conversión, el popular Boruga dice que ahora se afana para que la gente a su alrededor sea feliz.

Show.    Para el 5 de marzo, Felipe tiene una prueba de fuego con el show cristiano “Dios me ha hecho reír” que presentará  en el Teatro La Fiesta del hotel Jaragua a las 8:00 de la noche.

Adelanta que ese día habrá testimonios grabados de Juan Luis Guerra, Freddy Beras Goico, Carlos Alfredo Fatule y su hermana Josefina Polanco. 

La cifra
100,000 pesos.
  Había ocasiones en que Felipe se ganaba esa cantidad en un mes y la malgastaba en “romo” y fiestas. Cuando retornaba a su casa solamente le quedaban tres mil pesos en el bolsillo.

Las claves

1. Programa

 En los próximos días el popular comediante estará en radio Renuevo con el espacio “Tardes de gozo” de  lunes a viernes de 3:00 a 5:00 de la tarde.

Los  viernes de 6:00 a 7:00 de la noche en el canal 24 con el programa “Siempre hay tiempo”, junto a su hermana Josefina Polanco.

Las frases

Gasté tanto que ni casa tenía, pues vivía alquilado o en la casa de mi familia”.

 Parece que tuve la protección de Papá Dios para no caer en ese vicio; pero qué va, yo era un adicto al alcohol y lo que no me metí en drogas, lo tripliqué en ron y cerveza”.

Ahora soy un hombre más abierto. Antes era una pared de ladrillos, no hablaba con nadie, me creía  dueño del mundo. Mi misión es demostrar que el que sigue a Jesucristo es una persona alegre, llena de vida y proyectos”.


COMENTARIOS