FEPALC demanda a autoridades luchar contra delincuencia

DELINCUENCIA
La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) ve con especial preocupación la alta tasa de violencia que se registra en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana.
Los periodistas han denunciado en los últimos meses la actuación de bandas criminales, de manera especial en el municipio de Boca Chica y como  consecuencia de esas denuncias, han recibido amenazas en un intento de acallar cualquier tipo de cobertura sobre enfrentamientos entre delincuentes.
En el 25 del presente mes  fue víctima de esta criminalidad Teodoro Guzmán Beato, hermano menor del secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de República Dominicana, José Guzmán Beato. La FEPALC lamenta profundamente este asesinato y demanda a las autoridades identificar con celeridad a los responsables del crimen y actuar de manera frontal contra la delincuencia.
La FEPALC se une al dolor que embarga a la familia Guzmán Beato y al duelo que enluta al líder gremial de los periodistas dominicanos.
En los últimos años han sido recurrentes las denuncias respecto a la violencia que se vive en República Dominicana. Ello crea un ambiente adverso y de alta peligrosidad para el ejercicio del periodismo independiente. Esto porque pone a los comunicadores en primera línea de confrontación con la delincuencia. Por ello, la FEPALC exige  de manera particular al presidente Danilo Medina Sánchez, a tomar medidas inmediatas para garantizar la seguridad de los periodistas y de la ciudadanía dominicana en su conjunto.
La FEPALC se mantendrá alerta al avance de las investigaciones del asesinato de Teodoro Guzmán Beato y confía en que la transparencia y celeridad de la misma constituyan el primer hito en la lucha contra el crimen. Sólo la justicia podrá devolver un mínimo consuelo a una familia que hoy sufre una pérdida irreparable.

COMENTARIOS