Fernández logra en  Cumbre Río
compromiso finalizar conflicto

http://hoy.com.do/image/article/144/460x390/0/6B10FC6F-2478-4F8A-B511-1356CC05CB27.jpeg

MANUEL JIMÉNEZ
m.jimé[email protected]
Superando la tensión inicial en la que las descalificaciones y las acusaciones recíprocas parecieron alejar una solución pacifica a la crisis regional, el presidente Leonel Fernández logró que la XX Cumbre del Grupo de Río finalizara ayer con el compromiso de Colombia, Ecuador y Venezuela  de poner fin a su conflicto por la vía del diálogo.

Incluso, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que inicialmente había sido duro en sus ataques contra su colega colombiano, Álvaro Uribe, a quien acusó de ejercer “terrorismo de Estado”, anunció el restablecimiento de relaciones con Bogotá.

La tensión surgió al inicio de la cumbre cuando los presidentes Uribe, de Colombia y Rafael Correa, de Ecuador, se enfrascaron en un duro debate en el que, incluso, el primero acusó al segundo de buscar acuerdos políticos con la insurgente Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de enviar emisarios para tratos secretos con el fenecido líder guerrillero Raúl Reyes.

Correa respondió tildando de “falacias” las declaraciones de Uribe y asegurando que su país, lejos de tener una participación en el conflicto interno de Colombia ha sido víctima de esa situación, incluso con un costo en pérdidas de vidas humanas y dinero.

Pero la tensión comenzó a descender a partir de las intervenciones de los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela; Felipe Calderón, de México y Cristina Kirchner, de Argentina favoreciendo una solución pacífica y por la vía del diálogo.

El escenario estuvo ideal para que Fernández interviniera en su condición de presidente de la Cumbre y tras resaltar la evolución en el tono del lenguaje, dijo. “Lo que todos quisiéramos aquí es que esta reunión termine con un abrazo”, invitación que fue recibida con un cerrado aplauso por los jefes de Estado y cancilleres que se pusieron de pie.

“Les pido al presidente Chávez, al presidente Uribe y al presidente Correa que sellemos esto con un abrazo y bajo el compromiso de seguir dialogando con respeto y consideración hacia una solución de este conflicto que es lo que América Latina quiere”, expresó Fernández en un momento en que se captó la emoción de todos los presentes.

Uribe fue el primero en aceptar la invitación e inesperadamente se levantó de su asiento y se dirigió hasta el lugar en donde se encontraba su colega ecuatoriano Correa. Ambos estrecharon sus manos y se miraron fijamente a los ojos en medio de aplausos.

Lo mismo hizo el mandatario colombiano con su homólogo venezolano Hugo Chávez, quienes posaron, incluso, mientras intercambiaban saludos teniendo al centro al presidente Fernández, cuyo semblante no ocultó la satisfacción de haber tenido la iniciativa que parece haber puesto fin fin a un grave conflicto regional.

Fernández, en su intervención, resaltó que en sus exposiciones tanto Correa, Uribe como Chávez habían expresado su inclinación por la paz. En el caso de Correa y Chávez destacó que ambos habían guardado prudente distancia con las beligerantes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

“Hay el compromiso de que no hay el interés de hacer causa común con la FARC y yo creo que en principio es válido tomarle la palabra al presidente Chávez, pues no hacerlo implicaría seguir hacia el fracaso”, advirtió el mandatario dominicano.

Rl presidnete Uribe, visiblemente emocionado, se dirigió en un momento hacia el presidente Chávez y con voz un tanto apagada y señalándole con su dedo, le recordó: “usted sabe, presidente Chávez, que ambos hemos tenido calidez y mucha amistad. ¡Yo acepto el diálogo constructivo!, exclamó un emocionadoUribe.

El presidente ecuatoriano, aunque aprovechó el escenario para responder parte de la intervención anterior de su homólogo colombiano, reconoció que “aquí estamos dando una muestra de que cuando hay voluntad, cuando queremos hablar claro se puede llegar a decisiones fundamentales”.

Pese a que aclaró que jamás perdonaría “a los que agredieron a nuestro pueblo, Correa llamó a su colega colombiano a permitir la presencia de una fuerza multinacional en la frontera entre ambos países.

Zoom

Hugo Chávez

Al terminar el encuentro, se preguntó al presidente Chávez si ordenaría el retiro de las tropas militares que envió a la frontera con Colombia, pero respondió que había que esperar que retornara a Caracas para examinar el caso.

Daniel Ortega

Daniel  Ortega Saavedra, de Nicaragua, cuando Uribe se le acercó para estrechar sus manos, le pidió a Colombia que asumiera el compromiso de retirar sus buques de guerra del meridiano 83, una zona marítima en disputa entre ambos países y que está pendiente de una sentencia de la Corte Internacional de La Haya.

Álvaro Uribe

El presidente Uribe no hizo compromiso ante     el pedido de Ortega, pero pidió que una misión del Grupo de Río examine la zona.

Correa

Alabó la habilidad de Fernández.

Antecedentes

Incursion colombiana

La crisis se desató el fin de semana del 1 de este mes debido a un operativo de militares colombianos en suelo ecuatoriano, en  el que murió el jefe de las FARC Raúl Reyes.

Reacciones

Venezuela, que ha mediado en la liberación de varios rehenes de las FARC,  reaccionó condenando la acción. Lo mismo hicieron otros países.


COMENTARIOS