Fernando Báez su vida fue su mejor producción

4C_¡Alegría!_04_1,p01

Gran artista”, “gran ser humano”, “gran padre”, “gran amigo” y “un caballero”, esto es parte de lo que han resaltado artistas del cine, amigos y colegas del cineasta Fernando Báez, quienes coinciden en que su mayor legado fue su don de gente. El director falleció el pasado lunes en un accidente de tránsito tras impactar con un animal en la autopista Duarte, lo que provocó el deslizamiento de su vehículo. Su partida ha enlutado el cine dominicano.
Heredó el amor a las cámaras de su padre, Manuel Báez Pichardo González, quien fue uno de los primeros en realizar comerciales en el país. Con sus películas “Flor de azúcar”, “Misión Estrella” y “El rey de Najayo”, Báez ganó popularidad con el público, pero su trabajo se destacaba desde antes por su profesionalidad en otras facetas, como director de videos musicales, documentales y de comerciales para televisión.
En el mundo del celuloide su carta de presentación fue “El rey de Najayo”, que protagonizó el actor Manny Pérez, quien se expresó a través de Instagram: “Gracias por su trabajo como director, gracias por su amistad, gracias por sus consejos. En usted vi un excelente padre, artista y gran ser humano. Mis sentimientos y abrazos para sus hijos y su esposa María, que el Señor los bendiga y llene cada espacio en sus corazones”. #R.I.P.
El director gozaba de un aprecio especial, no solo por parte de su gremio, sino también de todo el que lo conoció a fondo, como la comunicadora Jatnna Tavárez, quien lo describió como un hombre humilde, honrado e integro.
“Así de feliz estabas la última vez que me honraste con tu compañía y la de tu amada María en el programa. Tan emocionado con los testimonios de tus hijos; justos y ganados a fuerza de buen vivir, de brindarles amor, valores y ejemplo. Pero a la vez, acogiéndolos con esa humildad que te hacía grande. Si eras un gran y comprometido profesional, te superabas con creces como ser humano, y esto no lo digo, porque físicamente ya no estás; sabes que todos los que tuvimos el gran privilegio de conocerte, de tratarte y de sorprendernos con tu bondad, tu buen trato y tu caballerosidad pensamos y sentimos lo mismo. No solo el cine pierde un gran hombre; sino también el país. En una sociedad carente de buenos ejemplos, el tuyo es un gran legado”, escribió Tavárez en Instagram.
Agregó: “Te vamos a extrañar, se quedaron muchos proyectos en carpeta, muchos sueños, muchos jóvenes a quienes de seguro le ibas a seguir abriendo puertas, muchas buenas películas y producciones y muchos momentos de disfrute con tu adorada familia. Pero también quedará por siempre tu ejemplo; en el que espero muchos puedan buscar lecciones de integridad, honradez, trabajo y compromiso. Y es que mi querido @fernandobaezmella, aunque todo lo que hacías tenía tu sello de calidad; tu mejor película, fue tu vida. Que descanses en paz amigo”.
Algo que siempre caracterizó a Fernando -quien junto a esposa María Cordero, procreó a Franke, José Alberto, Fernando, Jaime, Arturo Alberto y maría Fernanda- fue su aporte al nuevo talento.
“Gracias de todo corazón por todos sus aportes y oportunidades para mi carrera, aparte de todo el cariño demostrado en estos años que han pasado, una gran ESTRELLA cumplió su MISIÓN en esta tierra, ahora que está en el cielo. Solo deseo que su alma quede en el descanso eterno, sabiendo que Dios tiene a su lado uno de sus hijos que llevó el mensaje de fe, paz y alegría. Hoy parte de la tierra dejando un gran legado. Gracias, don Fernando Báez Mella, de por vida estaré agradecido de usted y los suyos”, posteó el actor Oscar Carrasquillo.
La actriz Ariana Lebrón Báez, protagonista de la película “Flor de azúcar” también se expresó a través de las redes sociales:
“Qué puedo decir más que ‘Gracias’. Una luz de ser humano, filántropo, un artista con una visión extraordinaria, trayectoria y sobre todo un gran amigo. Fue un gran mentor y alguien a quien admiro y agradezco infinitamente los años que la vida me regaló, y a mi familia, de tener el placer y la dicha de compartir con don Fernando y su familia serán siempre memorias hermosas y llenas de sabiduría”.

Parte de su trabajo

“Ensueño campesino”
1987
“Imágenes para un testimonio, República Dominicana”
1990
“Canto a la luz, República Dominicana”
1993
“El color de la esperanza, República Dominicana”
1994
“Una imagen para un nuevo siglo, República Dominicana”
1999
“Un pueblo con alma de carnaval”
2005
“Tiempo para cosechar”
2009
“El rey de Najayo”
2012
“República Dominicana: la bella”
2013
“Lago Enriquillo: Preludio del cambio climático”
2014
“Flor de azúcar”
2016
“Misión Estrella”
2017


COMENTARIOS