Fersan y Ferquido deberían ser el centro de competitividad ante el DR-CAFTA

Frank Tejada Cabrera.

Solicito a los ejecutivos de FERSAN y FERQUIDO, sean un centro de tecnología e invocación, con el propósito de crear una cultura a las exportaciones, para producir bienes inocuos que puedan competir en los mercados de Centroamérica, EUA y la Unión Europea, dentro de los convenios DR-CAFTA y EPA. Todo esto ante el fracaso del Ministerio de Industria y Comercio, responsable de la administración de los tratados indicados anteriormente. Este Ministerio tuvo el descuido de no aprovechar parte de los US$1,800 millones que había en el DR-CAFTA, para apoyar financieramente los proyectos y que los agricultores tuvieran la oportunidad de aprender a competir.
En el país hubo dólares a la par con el peso hasta el 31/03/1987 para comprar fertilizantes, pero de ahí en adelante, cuando se compra un insumo en pesos; luego, hay que pagar en dólares a pagar se lo cobran a la tasa del día. Es decir, el agricultor compra en dólares y vender las cosechas en pesos devaluados. El Departamento Extensión Agrícola, creado en 1962, desapareció a partir de 1988 y de ahí en adelante, los agricultores no reciben asistencia técnica y hay proyectos de reconversión en San Juan, que están cometiendo el error, que aumenta el costo del proyecto y no habrá suficiente agua, porque están nivelando las tierras con rayos láser, pero la represa de San Juan no tienen agua para la irrigación por inundación; en consecuencia, están dañando las tierras, porque al nivelar, movilizan la capa vegetal y en cada terraza destruyen el suelo agrícola y recuperar los suelos conlleva años.
FERSAN y FERQUIDO tienen un equipo de profesionales, que bien adiestrados pueden hacer un servicio de extensión, que ayudaría a producir bienes de primera calidad. El Ministerio de Agricultura diseñaría la tecnología y en un contrato con los bancos de RESERVAS, BAGRÍCOLA y cualquier banco del sistema por contrato, FERSAN y FERQUIDO se comprometen a dar la asistencia técnica. Previamente, el Ministerio de Agricultura lograría mejorar los precios de los insumos, porque se comprarían en grandes cantidades. Se podría agregar a la cadena de valores, donde una empresa compraría la cosecha a un precio más justo y se eliminarían los intermediarios, que engañan al productor y así el precio final del producto agrícola, quedaría en mayor porcentaje al productor. La idea iría en beneficios de todos los sectores involucrados.
La agricultura dominicana está atrasada y para salir adelante tenemos que buscar diferentes opciones, porque el tiempo pasa y la protección arancelaria de algunos productos van venciendo. A partir de 2024 todos los bienes del DR-CAFTA pueden entrar sin pagar arancel. Quiero solicitar la comprensión de estas ideas de parte de los funcionarios públicos y privados. Estas ideas si se analizan bien por cada grupo, puede ser una salida a la competencia, dentro del TLC. Hay que crear una cultura a las exportaciones, motivando a los agro-empresarios a producir bienes competitivos en calidad y precios.


COMENTARIOS