FESTIVAL DE CONJUNTOS CIERRA CON EMOTIVO CONCIERTO

A1

La Academia Dominicana de Música y Artes –ADMA- que dirige la profesora Edith Hernández De Windt, clausuró el pasado viernes el IV Festival de Conjuntos musicales.
Los 15 grupos escogidos para el emocionante cierre actuaron en un amplio salón del Colegio Lux Mundi, el cual se vio colmado de un público entusiasta, que pudo valorar la calidad de las diferentes agrupaciones.

Durante tres días fueron valorados las diferentes agrupaciones participantes, tanto de la ciudad de Santo Domingo como del interior del país, por un jurado integrado por Lillian Yarull, Mercedes Aróstegui, María Carmen Domínguez, Efrain Lara, Pilar Domingo y Julio De Windt.
El Festival de Conjuntos musicales., que ya se ha convertido en tradición, es abierto, no selectivo en cuanto al género musical, por lo que todas las manifestaciones estuvieron presentes, incluyendo la parte vocal con la participación de coros de instituciones musicales y colegios. Luego de las emotivas palabras de agradecimiento de la profesora Hernández De Windt, dirigidas tanto a los participantes como al público allí congregado, dio inicio la entrañable noche musical, con la presentación del Conjunto Barras y Percusión ADMA, interpretando “Little Dance y Xylophone” de K. Saliba.
Los niños también participan del festival y están presentes en este concierto. El Coro Infantil Colegio New Horizons nos deleitó con “La Orquesta”- Anónimo- y “Danos Paz”, de Mozart.

Educar a través de la música es la premisa. El Coro Infantil Colegio Lux Mundi en consonancia, escoge de la obra pedagógica de Pablo Bensaya, la hermosa canción “Mi Regalo” y de Pedro Echeverría “La Disciplina”. Las voces blancas de estos dos coros se dejaron escuchar, tiernas, produciendo un momento entrañable. La música “Pop” y el “Rock” también tienen su espacio en la actividad. La Banda Academia Do Re Mi, interpretó del británico Ed Sheerran “Perfect”, y del australiano Vance Joy “Riptide”, en tanto la Banda Chromatix, Patricia Logroño, del estadounidense Bruno Mars “Treasure” y “Drag me Down”, de “One Direction”.

El Gospel contemporáneo estuvo presente con la Banda Eximius del colegio Cristiano Bet-el, que interpretó la música de adoración de E. Worship, “Only King Forever”, y “Lo Harás otra Vez”.
Dentro de esta misma línea el Coro Juvenil Estudio Diná ofreció “Oh Happy Day”, composición de la estrella del Gospel, Edwin R. Hawkins; y luego, el coro puso la única nota folclórica de la noche, con el pimentoso merengue “La Empalizá” de Luis Kalaff.

El Kinder Ensemble Estudio Diná interpretó del método Zuzuki “Hot Cross Buns” y “Long Long Ago”. Luego un grupo muy atractivo, el Coro de Trombones UASD, deleitó con sus sonidos graves al tocar el “Adagio symphony III” de Camille Saint Saens y luego, el himno cristiano “Amazing Grace” –Increible Gracia- de John Newton.
El Coro Juvenil Colegio New Horizons entonó “Primavera” del compositor Henry Purcell y “Dona Nobis Pacem” composición muy apropiada escrita por Michael Scott, especialmente para coros de escuelas de música.

La parte coral cerró con el excelente Coro del Conservatorio Nacional de Música, dirigido por el maestro José Enrique Espín, interpretando del propio Espín, su hermosa pieza “Infinita Paz, Infinita Luz”, y luego el famoso “Va pensiero”, coro de los esclavos hebreos, de la ópera Nabucco de Giuseppe Verdi.
Al llegar a este punto, bien se merece brindar por este maravilloso concierto, cierre del lV Festival, y justo la Camerata Juvenil Academia Punta Cana, dirigida por el maestro Dante Cucurullo, interpreta el “Brindis” de la Opera “La Traviata” de Giuseppe Verdi, y luego el “Allegro” del Concierto para Trompeta de Joseph Haydn. El nivel de esta Camerata es muy bueno.

La Orquesta de Cuerdas ADMA cierra el concierto con la Obertura “Gipsy” del compositor estadounidense Merle Isaac.
El público puesto de pie aplaudió largamente a los diferentes grupos, a la profesora Edith de Windt y a las demás profesoras organizadoras de este Festival: Leila Pérez, Aida Consuelo Hernández y Margie Aquino.

Qué grato es ver a tantos jóvenes unidos en la noble tarea de hacer música en sus diferentes géneros, y es que como dijera Nietzsche “Sin música, la vida sería un error”.


COMENTARIOS