Hoy Digital

Fidel Castro: el periodismo del siglo XXI

(Primera parte)
El 12 de noviembre de este año de 2017 se cumplirá el décimo octavo aniversario aniversario del discurso del mandatario y revolucionario cubano Fidel Castro Ruz, pronunciado en el acto de clausura del VIII Congreso de la Federación Latina de Periodistas (FELAP), celebrada en el Aula Magna de la Universidad de La Habana el 12 de noviembre del 1999.
El congreso incluyó la coparticipación de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).
El discurso del comandante Fidel está vertido en un opúsculo o folleto de 66 páginas, cuyo material fue tomado del periódico Gramma, edición del 27 de noviembre del 1999, versión taquigráfica del Consejo de Estado Cubano.
La reserva de derecho de la edición del ejemplar que poseo indica que pertenece a la Editora Política, año 1999, fax (537) 811024, email: editora epal. Cipcc. Get. Cma. Net, Belascoaín No. 864, Ciudad de La Habana, Cuba.
Una nota del autor, colocada al inicio de la versión impresa dice:
[…envío a Gramma el discurso pronunciado en un plano familiar y casi confidencial en el Aula Magna de la Universidad de La Habana el 12 de noviembre de 1999, algunos de cuyas partes más delicadas revisé cuidadosamente. Me responsabilizo con todo cuanto en él se expone”. (Firmado):
Fidel Castro.
En ese orden, creo en la improvisación del trabajo, y además lo creo porque a lo largo de ese discurso transcrito por el diario Gramma, y luego convertido en el folleto, se consignan destacadamente, entre paréntesis y con letras cursivas:
a) Explica disertante un tema, en forma pormenorizada, acerca de un congreso de periodistas de su país, que duró varios días más de lo programado, y afirma que cada jornada se extendió hasta la madrugada del día siguiente. Y concluye con vacilación:
“Creo que el último día terminó casi al amanecer, si mal no recuerdo (pregunta): “¿A qué hora? Le dicen: “A las 8:30 de la mañana”].
b) … (“el totalitarismo de un espíritu verdaderamente humano” [aplausos].
c) Al finalizar su intervención, pregunta: ¿Me puedo marchar con la esperanza de que les gusta la idea? [Aplausos y exclamación de “¡Sí!”].
Cierta vez le preguntaron a un alto político y dirigente gubernamental del Canadá, que cual era la figura más inteligente y de mayor calidad política qué había conocido, y respondió a seguidas: Fidel Castro.
La próxima semana hablaremos de las ideas acerca del desarrollo del periodismo para este siglo con el que soñó el revolucionario de la hermosa isla que el navegante genovés, Cristóbal Colón, bautizó con el nombre de Juana.